BCE confía en éxito de plan para reactivar eurozona

Seguro de que la nueva medida monetaria ayudará a la economía del Viejo Continente, el Banco Central Europeo inició este martes la compra de deudas externas de los países socios. Se cuenta con 1,1 billón de euros para cumplir la meta al 2016.

Mario Draghi y Jeroen Dijsselbloem, artífices del ‘europlan’.

Archivo particular

Mario Draghi y Jeroen Dijsselbloem, artífices del ‘europlan’.

Internacional
POR:
marzo 10 de 2015 - 02:18 a.m.
2015-03-10

Tras resultados mixtos en los mercados de bolsa internacional, el Banco Central Europeo (BCE) se mostró satisfecho del primer día de ejecución del programa de compra de deuda pública de la zona del euro para impulsar el crecimiento y la inflación de los países socios de la eurozona.

Los precios de los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron este martes, debido a que el lanzamiento del enorme programa de alivio cuantitativo del Emisor europeo de 1,1 billones de euros presionó la deuda soberana en la zona euro.

Las autoridades monetarias europeas no han contemplado ‘un plan B’, porque están convencidas de que el programa va a funcionar. La cantidad mensual de compra de deuda pública y privada será de 60.000 millones de euros hasta finales de septiembre del 2016, pero el BCE puede prolongar el programa si la inflación no se acerca al 2 %. Hasta ahora, el BCE ha comprado deuda privada, bonos garantizados (cédulas) y bonos de titulización por valor mensual de 13.000 millones de euros. Por lo que, si mantiene este ritmo, el volumen del programa de compras del sector público será de unos 47.000 millones de euros, según fuentes del BCE.

A su vez, del total de compras de deuda del sector público, el 88 % serán bonos soberanos y de agencias y el 12 % restante de instituciones de la Unión Europea (UE).

El Banco de España y el Banco de Francia serán los encargados de realizar las compras de los bonos de la UE. Serán los bancos centrales nacionales los que lleven a cabo las compras descentralizadas pero coordinadas por el BCE y, en caso de que se produzcan pérdidas, el 80 % las asumirá la entidad central nacional y el 20 % restante el Emisor europeo. Cada banco central nacional comprará deuda soberana solo de su propio país en la misma proporción a su participación en el capital del BCE

Por otra parte, Grecia comenzará este miércoles conversaciones técnicas con sus acreedores internacionales para acordar reformas y destrabar su acceso al financiamiento, luego que el jefe de ministros de Finanzas de la zona euro instó a que Atenas “deje de perder el tiempo”. Expertos de la Comisión Europea, el BCE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) que trabajan en Atenas entregarán información para ayudar en las conversaciones.