‘BCE no debería poner límites a la compra de bonos’: España

El presidente Mariano Rajoy dijo que analizará cualquier medida del BCE antes de decidir si solicita la asistencia financiera.

Luis De Guindos, Ministro de Economía de España.

EFE

Luis De Guindos, Ministro de Economía de España.

POR:
agosto 18 de 2012 - 04:04 p.m.
2012-08-18

El Banco Central Europeo (BCE) debe tomar decisiones contundentes para comprar deuda soberana a fin de ayudar a España a reducir sus costos de financiación y eliminar las dudas sobre el futuro de la zona euro, dijo el ministro español de Economía, Luis de Guindos, en una entrevista publicada este sábado.

"No se les puede poner límite (a las intervenciones) o no se puede explicitar al menos la cuantía con la que se va a intervenir ni durante cuánto tiempo" en la compra de bonos en el mercado secundario, dijo De Guindos.

El Gobierno español estudiará los detalles del programa de compra de deuda del BCE, que se conocerán probablemente antes de la reunión del Eurogrupo prevista para mediados de septiembre, antes de tomar una decisión sobre si pide más ayuda a Europa, agregó el ministro.

España está en el corazón de la crisis de deuda de la zona euro por los temores a que necesite un rescate completo que llevaría al límite la capacidad de los fondos de salvataje europeos, y que se sumaría a los hasta 100.000 millones de euros (122.970 millones de dólares) ya concedidos para sus bancos en problemas.

En este sentido, De Guindos dijo que las contrapartidas se definirán previsiblemente en las reuniones del Eurogrupo en la segunda semana de septiembre y añadió que para entonces el BCE ya habrá explicado cómo va a ejecutar el programa de compras de deuda en el mercado secundario.

Guindos, en todo caso, no se mostró preocupado por posibles nuevas condiciones a la economía española al explicar que España está "haciendo sus deberes" con las reformas en la senda correcta y un ajuste fiscal comprometido. "Yo creo que España ha presentado su programa de ajuste presupuestario y sus reformas estructurales, que desde un punto de vista genérico están aceptadas como suficientes y adecuadas", explicó, refiriéndose al avance presupuestario para 2013 y 2014.

Rajoy ha introducido medidas de austeridad por valor de alrededor del 10 por ciento del Producto Interno Bruto para reducir el déficit público y que alcance a finales de 2014 el límite establecido por la UE del 3 por ciento del PIB, así como unas reformas del sistema financiero y el mercado laboral.

El diferencial del bono español de referencia a 10 años cayó el viernes a su nivel más bajo desde inicios de julio, después de que la canciller alemana, Angela Merkel, mostrara su apoyo a la estrategia del BCE para luchar contra la crisis, reforzando las expectativas de una intervención de la entidad. 

ASISTENCIA A REGIONES

El déficit público español saltó al 8,9 por ciento del PIB en 2011, debido en parte al excesivo gasto de las 17 comunidades autónomas, alejando a los inversores, que desde entonces prácticamente las han sacado de los mercados de deuda.

El Gobierno español aprobó a mediados de julio un programa por 18.000 millones de euros para ayudar a las regiones, que junto con los ayuntamientos, suponen alrededor de la mitad de todo el gasto público y afrontan vencimientos de deuda por unos 36.000 millones este mismo año. Loterías del Estado podría recaudar 6.000 millones de euros mediante un préstamo sindicado en los próximos días para este fondo de liquidez autonómico, afirmó De Guindos en la entrevista. La región de Murcia se convirtió el viernes en la segunda autonomía en pedir ayuda al Gobierno, un rescate que podría llegar a los 700 millones de euros.

De este modo se sumó Valencia, que a finales de julio admitió que tendrá que acudir al fondo autonómico. Cataluña ha dicho que está estudiando si solicitará ayuda. Murcia pedirá de manera inmediata unos 85 millones de euros para cubrir vencimientos de deuda y otros 225 millones para financiar su déficit del primer trimestre, aunque podría solicitar 400 millones más antes de final de año, según el Gobierno regional.

La ayuda estatal lleva vinculada estrictas condiciones para cumplir los objetivos de reducción de déficit, con disminuciones del gasto y alzas de impuestos.

MADRID / REUTERS

Siga bajando para encontrar más contenido