Berlusconi ofrece fuerte recorte de impuestos en campaña

El ex primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi anunció su ‘última gran batalla electoral y política’ con una promesa de rebajar impuestos en una Italia golpeada por la crisis económica.

Silvio Berlusconi aspira volver al poder en Italia.

Agencias

Silvio Berlusconi aspira volver al poder en Italia.

POR:
febrero 04 de 2013 - 02:33 p.m.
2013-02-04

En un apasionado y esperado discurso ante sus simpatizantes en Milán, la ciudad donde forjó su fortuna, dijo que sólo la centroderecha podría sacar a Italia de la oscura niebla de la recesión y restablecer la confianza entre el gobierno y los ciudadanos.

Sus rivales políticos se apresuraron a burlarse de él.

El primer ministro Mario Monti dijo que Berlusconi "nunca ha cumplido sus promesas" y un diputado de centroizquierda dijo que el discurso era una "larga lista de estupideces".

 La pieza central del encendido discurso de Berlusconi fue la revelación de lo que previamente había anunciado como una "propuesta sorprendente": la promesa de reembolsar a las familias italianas el muy odiado impuesto sobre las viviendas.

El impuesto, conocido como IMU, fue impuesto el año pasado por el Gobierno de Monti para ayudar a Italia a salir de la crisis, después de que fuera abolido en el 2008 por Berlusconi.

El maestro de la comunicación salpicó su discurso con repeticiones de las palabras "impuesto" y "contribuyente" junto a referencias a la "angustia de las familias".

Dijo que eliminaría el impuesto en la primera reunión de gabinete y reembolsaría los pagos ya realizados.

También prometió que un Gobierno de centroderecha eliminaría un impuesto regional sobre las empresas a lo largo de cinco años, no subiría el impuesto al valor agregado (IVA) y que no impondría el denominado "impuesto al patrimonio" para los que ganan más.

"No tengo nada que pedir para mí", dijo Berlusconi, de 76 años y uno de los hombres más ricos de Italia.

"Quiero pelear una gran última batalla política y electoral", agregó. Berlusconi arremetió simultáneamente contra la coalición centrista de Monti y contra la centroizquierda, diciendo: "Quiero ayudar a Italia a salir de esta oscura atmósfera que los técnicos fiscales han creado, y en la que la dejarán sumida los recaudadores de impuestos de la izquierda". 

RECESIÓN

Italia está sumida en la recesión.

El mes pasado, el banco central pronosticó que el producto interno bruto (PIB) caería un 1,0 por ciento en lugar de la anterior previsión del 0,2 por ciento.

Además estima que el desempleo aumentará de un 8,4 por ciento en el 2011 a un 12 por ciento en el 2014.

La mayoría de los sondeos de opinión indican que la coalición de centroizquierda, encabezada por el secretario del Partido Democrático Pier Luigi Bersani, ganará las elecciones del 24 y 25 de febrero.

Sin embargo, la brecha entre el centroizquierda y el centroderecha se ha ido reduciendo de manera constante en los sondeos de opinión desde que Berlusconi volvió a la política activa.

El magnate de medios de comunicación, quien renunció como primer ministro en noviembre del 2011 cuando asumió el poder el Gobierno tecnócrata de Monti para impedir que Italia cayera en una crisis económica total, no ocupará ese cargo nuevamente si su coalición de centroderecha gana los comicios.

Ese trabajo quedará en manos de Angelino Alfano, el secretario del partido Pueblo de la Libertad de Berlusconi.

El veterano político dijo previamente que él sería el ministro de Economía en un Gobierno de centroderecha. En su discurso del domingo, agregó que sería ministro de Economía y de la Industria.

AGENCIAS

Siga bajando para encontrar más contenido