Berlusconi no tendría apoyo para derribar gobierno de Italia

Sin embargo, las amenazas del exprimer ministro italiano muestran profundas divisiones en su partido y generan temor en los mercados.

Berlusconi

AFP

Berlusconi

Internacional
POR:
octubre 28 de 2012 - 05:07 p.m.
2012-10-28

Berlusconi, cuyo partido político es de centro derecha, realizó la inesperada amenaza el sábado, un día después de recibir una sentencia de cuatro años de cárcel por fraude fiscal, la cual no tendrá que cumplir hasta que todas las apelaciones se hayan realizado.

En una conferencia de prensa, Berlusconi calificó a los magistrados que lo condenaron como parte de una casta de dictadores izquierdistas y, posteriormente, atacó las políticas económicas del primer ministro Mario Monti.

"Tenemos que reconocer el hecho de que las iniciativas de este Gobierno han continuado una espiral de recesión en nuestra economía. Junto con mis colaboradores, decidiremos en los próximos días si es mejor retirar inmediatamente la confianza en este Gobierno o mantenerla", dijo Berlusconi.

Sólo tres días antes, cuando anunció que no sería candidato a primer ministro en las elecciones de abril del 2013, Berlusconi dijo que el gobierno de Monti había "hecho mucho" y que iba "en general" en la dirección correcta.

El gobierno de Monti, no electo popularmente, cuenta con el apoyo de la centroizquierda, la centroderecha y del centro. La coalición gobernante perdería su mayoría y tendría que renunciar si la mayor parte del partido de Berlusconi retira su apoyo.

La posibilidad de una caída del Gobierno antes de las elecciones previstas para abril asusta a los analistas financieros y políticos, quienes están preocupados por la reacción de los mercados.

"El daño sería enorme", dijo Stefano Folli, director del principal diario financiero de Italia, ‘Il Sole 24 Ore’: "Un daño en términos de neurosis política, ansiedad internacional, amenazas a la Ley de Estabilidad (el presupuesto anual), y un descrédito general", agregó.

Monti anunció alzas de impuestos, recortes de gastos y una reforma a las pensiones para reducir la deuda pública.

El desempleo, en tanto, se ha elevado hasta al 10,7 por ciento, su nivel más alto desde que los registros mensuales se iniciaron en el 2004.

Por su parte, los sindicatos están enfrascados en disputas con las compañías que buscan realizar nuevos cierres de plantas y despidos.

Fabrizio Cicchitto, líder en la Cámara baja del partido Pueblo de la Libertad (PDL) de Berlusconi, se mostró frío ante la idea de que se produzca una crisis en el Gobierno.

El hecho de que Cicchitto y otros líderes del PDL no apoyaran las sugerencias de Berlusconi habla mucho sobre las divisiones dentro del partido, dividido entre el núcleo duro de partidarios del ex primer ministro y los moderados como el secretario del partido, Angelino Alfano.

Estas divisiones significan que el PDL probablemente no votará en bloque un voto de confianza a Monti.

"No creo que Berlusconi tenga los números para derrocar al gobierno de Monti, pero él tiene los números para hacer la vida muy difícil al Gobierno", dijo Rosy Bindi, presidente del Partido Demócrata (PD), de centro izquierda.

Algunos analistas aseguran que si el gobierno de Monti cae, las elecciones podrían celebrarse en febrero en lugar de abril. Monti no ha hecho comentarios sobre las amenazas de Berlusconi.

REUTERS