BES de Portugal, en medio de otro escándalo

Su expresidente ejecutivo Ricardo Salgado fue detenido y acusado de lavado de dinero.

Francisco Proenca de Carvalho, abogado de Salgado, dio la cara a la prensa después de la detención de su defendido.

AFP

Francisco Proenca de Carvalho, abogado de Salgado, dio la cara a la prensa después de la detención de su defendido.

Internacional
POR:
julio 25 de 2014 - 03:45 a.m.
2014-07-25

El expresidente ejecutivo del banco portugués Espirito Santo (BES) Ricardo Salgado fue detenido e inculpado este jueves en el marco de una investigación por blanqueo de dinero, un escándalo explosivo para la primera entidad bancaria del país, que intenta recuperar la confianza de los inversores.

Salgado, de 70 años, fue detenido en su casa a las afueras de Lisboa y salió en libertad bajo fianza tras ser interrogado cerca de siete horas por un juez de instrucción que investiga la mayor red de blanqueo de capitales en Portugal, con destino Suiza, precisó la Fiscalía general.

La operación judicial llamada Monte Branco (Monte Blanco) arrancó en el 2011.

Se trata de otro golpe duro para el BES y su principal accionista, la ‘holding’ familiar Espirito Santo Financial Group (ESFG), que reconoció ayer que no puede pagar sus deudas y pidió acogerse a un concurso de acreedores ante un tribunal de Luxemburgo.

El BES es el número uno del país en cotización bursátil y su viabilidad no está en peligro, según el Banco de Portugal (central) y el Gobierno.

El Grupo Espirito Santo es uno de los principales del país, con una deuda superior a 7.000 millones de euros. Varias empresas del emporio familiar se encuentran en graves dificultades financieras y sus sedes fueron registradas por la policía el miércoles.

El anuncio de la detención de Salgado, conocido en Portugal como ‘Dono Disto Tudo’ (el dueño de todo esto), cayó como una bomba en la sede del banco, que no fue registrada.

Salgado fue apartado de la dirección de la entidad el 20 de junio.

Esto ocurrió tras descubrir en mayo pasado irregularidades contables en la ‘holding’, y fue sustituido por el reputado economista Vitor Bento.

AFP