BES puede volver a bolsa, pero bajó calificación de riesgo

La firma calificadora Moody’s ubicó la acción, que estaba en nivel Ba3, en B3, indicado para inversiones ‘altamente especulativas’ y no descartó nuevas bajas.

El Espírito Santo cerró la sesión bursátil de este viernes con una caída del 5,5 por ciento.

Reuters

El Espírito Santo cerró la sesión bursátil de este viernes con una caída del 5,5 por ciento.

Internacional
POR:
julio 12 de 2014 - 01:09 a.m.
2014-07-12

La agencia de calificación de riesgo Moody’s anunció ayer la rebaja en tres niveles de la nota del Banco Espírito Santo (BES) debido a la incertidumbre sobre la salud financiera del grupo al que pertenece.

Moody’s recortó así la calificación del nivel Ba3 –ya considerado ‘bono basura’– a B3, un escalón indicado para inversiones “altamente especulativas”.

Además, puso a la entidad financiera en vigilancia, por lo que no descarta nuevas rebajas en un futuro.

El BES ha estado en las últimas semanas bajo una intensa presión por su exposición al Grupo Espírito Santo (GES), que, según sus propios datos, es de 1.180 millones de euros.

Moody’s justificó el empeoramiento del riesgo por la “preocupación sobre la calidad del crédito” de la entidad financiera, que se ve condicionada por una “falta de transparencia” sobre la separación entre el banco y el Grupo Espírito Santo.

Según la agencia, existen aún dudas sobre la exposición del BES frente a los problemas potenciales de su mayor accionista, el Espírito Santo Financial Group (ESFG), u otras entidades del grupo al que pertenece.

La nueva valoración también refleja, según la agencia, el deterioro de la solidez del crédito del mismo ESFG, al que Moody’s recortó esta semana su nota en tres escalones, hasta el nivel Caa2, que identifica inversiones “extremadamente especulativas”.

El BES vio ayer levantada su suspensión de cotización en la Bolsa de Lisboa después de que el jueves fuera cancelada por las fuertes pérdidas. Los recelos de los inversionistas aumentaron tras semanas de inestabilidad por las posibles declaraciones de insolvencia de algunas empresas del GES.

El banco portugués precisó ayer a las autoridades reguladoras los detalles de los préstamos contraídos con ramas del GES y garantizó contar con suficiente capital propio –unos 2.100 millones de euros– para hacer frente a eventuales impagos del Grupo.

El primer ministro luso, Pedro Passos Coelho, y el Banco de Portugal reafirmaron que el banco cuenta con una solidez de capital garantizada y no hay razones de preocupación para inversores y clientes.

El BES, el primer banco en activos de Portugal, cerró la sesión bursátil de este viernes con una caída del 5,5 por ciento después de haber perdido un tercio de su valor en una de las peores semanas de su historia. La situación tuvo su eco en Estados Unidos, donde los bonos del Tesoro subieron y los rendimientos operaban cerca de mínimos en cinco semanas.

EN BRASIL BUSCAN TRANQUILIZAR SOBRE POSIBLE ‘CONTAGIO’

El Gobierno brasileño no considera que una fusión entre el Grupo Oi y Portugal Telecom esté en riesgo, luego de las tensiones generadas entre las compañías por los acuerdos de deuda de la firma portuguesa con el BES, dijeron fuentes cercanas al tema.

En los últimos días, Oi SA y el banco estatal del desarrollo BNDES han criticado a Portugal Telecom SPGS SA por no haber informado sobre una inversión en el conglomerado de un accionista clave bajo investigación en Luxemburgo. También, el presidente ejecutivo del banco Bradesco, Luiz Carlos Trabuco, dijo que su participación en el BES es de apenas el 3 %, muy pequeña y no tiene un impacto significativo.

Agencias