BID destaca la solidez de las economías de Latinoamérica y el Caribe

La organización aprobó en 2010 la cifra récord de 170 proyectos por un total de 12.900 millones de d

POR:
diciembre 30 de 2010 - 08:31 p.m.
2010-12-30

 

En un comunicado publicado hoy, el BID indica que aunque en 2009 se aprobaron menos proyectos, 165, la inversión fue mayor ya que alcanzó los 15.900 millones de dólares debido a la crisis financiera global.

 

Destaca que en 2010 los países de la región se recuperaron en gran medida de la mala situación del año anterior, y el índice de pobreza cayó a 31,9 por ciento, contra 33,1 por ciento en 2009 y 44 por ciento en 2002. Sin embargo, todavía hoy, 180 millones de latinoamericanos y caribeños permanecen bajo la línea de pobreza, señala el BID.

 

Aproximadamente, un tercio de los préstamos aprobados durante este año fueron para las 19 economías más pequeñas de la región. El BID subraya que durante el año que ahora termina se ha registrado un fuerte incremento de la demanda de financiación por parte de sus prestatarios en la última década.

 

La media anual de aprobaciones aumentó de 6.200 millones de dólares en el período 2001-2005 a casi 11.000 millones para el período 2006-2010.

 

Para fines de 2010, los desembolsos del BID llegarán a unos 10.900 millones.

 

Aunque esta suma es menor que el excepcional monto alcanzado en 2009, los desembolsos mantienen la tendencia creciente que mostraban previo a la crisis global.

 

El comunicado afirma que el flujo neto de recursos a la región ascendió a unos 4.700 millones de dólares en 2010, de los cuales unos 1.900 millones corresponderán a los países más pobres.

 

Las aprobaciones de cooperaciones técnicas no reembolsables también siguieron creciendo, llegando a un total estimado de 512 millones de dólares, 41 por ciento más que en 2009. En su informe de fin de año al Directorio Ejecutivo, el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, destacó que a pesar de la devastación causada por los terremotos de Haití y Chile y otros desastres naturales que azotaron Guatemala, Colombia, Ecuador, Venezuela y Brasil, la región sorteó con relativo éxito los efectos de la crisis.

 

"Al cerrar el 2010, el pronóstico de crecimiento de América Latina y el Caribe es mayor que el de las economías desarrolladas; las instituciones financieras, monetarias y fiscales son mucho más sólidas que dos décadas atrás; los recursos naturales que demanda el mundo son abundantes en nuestra región; y la política social ha dado cuenta de avances importantes a través del uso de herramientas cada vez más efectivas", señaló.

 

Moreno también destacó la creciente solidez de las instituciones fiscales y políticas. "La economía política de la región nos muestra a Gobiernos democráticos de distinto signo que han adoptado, con un enfoque muy pragmático, políticas macroeconómicas eficaces", afirmó Moreno.

 

A pesar de estos logros, Moreno dijo que América Latina y el Caribe deben hacer frente a numerosos desafíos de desarrollo en áreas que incluyen la equidad social, la educación, la productividad, la integración, la seguridad alimentaria y la adaptación al cambio climático.

 

Moreno agradeció a los gobernadores del BID el histórico aumento general de recursos aprobado a principios de 2010, una ampliación de capital que permitirá ayudar mejor a los prestatarios en estas áreas.

 

El aumento aprobado en marzo por la Asamblea de Gobernadores del BID en Cancún, significa un incremento de 101.000 millones de dólares a 171.000 millones en los próximos cinco años.

 

Washington / EFE

Siga bajando para encontrar más contenido