Valor en Bolsa de Portugal Telecom cae 27%

Este hundimiento provocó que el valor de la compañía bajase por primera vez de la barrera de los mil millones de euros.

El precio de la acción cayó a un mínimo histórico.

Archivo Portafolio

El precio de la acción cayó a un mínimo histórico.

Internacional
POR:
octubre 20 de 2014 - 12:07 p.m.
2014-10-20

La operadora Portugal Telecom (PT) vivió este lunes durante las primeras horas de la sesión una debacle en la Bolsa de Lisboa con una caída superior al 27 por ciento, lo que dejó el precio por acción a menos de un euro, un nuevo mínimo histórico.

Este hundimiento en el principal selectivo lisboeta provocó que el valor de la compañía bajase por primera vez de la barrera de los mil millones de euros, según los datos recogidos por Euronext.

Los títulos de PT llegaron a cotizar a apenas 88 céntimos, lejos de los 1,21 euros a los que cerró la jornada bursátil del pasado viernes.

Esta caída se produce en un contexto de dudas sobre el futuro de la fusión entre la operadora lusa -considerada una de las principales empresas del país- y la brasileña Oi, con rumores incluso de posibles ventas a terceras empresas.

Desde la salida del portugués Zeinal Bava -encargado de pilotar este proceso de fusión- de la presidencia de Oi el pasado 8 de octubre, las participaciones de PT se han depreciado cerca de un 50 por ciento.

El retroceso sufrido es todavía mayor en comparación con principios de año, cuando sus acciones superaban los tres euros, tres veces más que ahora.

A su reciente evolución negativa contribuyó el último análisis de Morgan Stanley, que situó el precio objetivo de las acciones de la operadora en 0,79 euros.

En el mercado se especula con una posible OPA sobre la empresa brasileña Oi por parte de Telecom Italia, mientras la francesa Altice aparece vinculada a PT.

La salida de Bava ha aumentado los rumores debido a su condición de líder del proyecto para alumbrar un nuevo gigante de las telecomunicaciones a nivel mundial con la suma de ambas firmas, iniciativa que ahora corre el riesgo de no ver la luz, según diversos analistas y expertos.

Las relaciones entre la operadora brasileña y la portuguesa se tambalean desde el pasado mes de julio, cuando salió a la luz que PT había comprado 900 millones de euros en deuda emitida por una sociedad del Grupo Espírito Santo, pese a su delicada situación financiera.

Esta operación levantó polémica no sólo por la dificultad de recuperar la inversión, sino también por la condición de accionista del Grupo Espírito Santo en la operadora lusa a través del banco del mismo nombre, BES, y por la presencia de la propia PT en el accionariado de esa entidad financiera.

El impacto de esa decisión financiera -que ya ha comportado pérdidas- también motivó un descenso en la nota que les otorgan las agencias de calificación de riesgo, y los responsables de ambas empresas reconocieron que el caso provocó un "serio daño".

EFE