‘Brasil está aventajado frente al G20’

La mandataria brasileña defendió la salud de la economía de su país, de cara a la cumbre de Australia.

Presidenta Dilma Rousseff hablará de Petrobras con su colega estadounidense Barack Obama.

Archivo particular

Presidenta Dilma Rousseff hablará de Petrobras con su colega estadounidense Barack Obama.

Internacional
POR:
noviembre 13 de 2014 - 03:52 a.m.
2014-11-13

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, destacó en Doha la buena posición económica de su país con respecto a la mayoría de los miembros del G20, a unos días de la cumbre que celebrará ese grupo en la ciudad australiana de Brisbane.

“De las 20 naciones que conforman el grupo, 17 tienen déficit fiscal y Brasil no, por lo que estamos en una mejor situación”, apuntó Rousseff, quien añadió que su país tiene “una de las menores deudas líquidas del G20, que está en el 35 %, frente a la media del 60% del grupo”.

Durante una corta visita a Catar, Rousseff señaló que el “foco” de la cumbre que celebra este fin de semana el G20 en Brisbane será el desempleo. Además, se tratarán asuntos como el seguimiento de las medidas dictadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), así como la pérdida de poder adquisitivo de los ciudadanos, añadió la presidenta brasileña.

Rousseff expresó también su opinión acerca de las pesquisas que realiza los Estados Unidos a la petrolera brasileña Petrobras, de propiedad estatal. “Petrobras cotiza en la bolsa de Nueva York, es parte de las reglas del juego que sea investigada. Además, Estados Unidos tiene que ver si hay ciudadanos estadounidenses involucrados en alguna irregularidad”, dijo.

Las autoridades norteamericanas investigan si Petrobras, sus empleados, intermediarios o contratistas violaron la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero, normativa que prohíbe el soborno a funcionarios extranjeros para la obtención de contratos. Las investigaciones se centran en el supuesto pago de sobornos millonarios a decenas de políticos por parte de constructoras que obtuvieron contratos con la compañía entre el 2004 y el 2012, un escándalo que ha salpicado a la formación política de la mandataria brasileña, el Partido de los Trabajadores. Pero Rousseff aseguró que tiene previsto un encuentro con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Ambos mandatarios no hablarán sobre la cuestión de Petrobras “porque estos temas se tratan bilateralmente”.

EE. UU., A ROMPER EL HIELO CON DILMA ROUSSEFF

Washington aseguró estar “esperanzado” de poder reactivar la relación con Brasil, lastrada por diferencias sobre los programas de espionaje estadounidense, tras la reunión que mantendrán los presidentes de ambos países este fin de semana durante la cumbre del G20 en Australia. La portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki, dijo que hay altas expectativas respecto a la reunión que mantendrán el presidente Barack Obama y su colega Dilma Rousseff, en aras de crear una nueva fase en sus relaciones.