Brasil insta por mantener apuesta para reducir desigualdad

El ministro de Asuntos Estratégicos de Brasil, Marcelo Neri, señaló que su país pedirá a la región seguir trabajando en proyectos que ayuden a bajar las desigualdades.

Inauguración del FEM.

EFE

Inauguración del FEM.

POR:
abril 23 de 2013 - 08:02 p.m.
2013-04-23

"Brasil se ha convertido en un exportador de tecnologías sociales y desea compartir esa experiencia con la región", dijo Neri a Efe antes de viajar hacia Lima para asistir a la edición latinoamericana del

Foro Económico, que comenzará mañana. Según Neri, así como ocurrió en Brasil, durante la última década los países de América Latina han iniciado, aunque con intensidades diferentes, un firme proceso de combate a la miseria y reducción de las desigualdades, que debe ser mantenido y profundizado. En el caso de Brasil, afirmó que esos planes han permitido que unas 40 millones de personas se incorporen a la clase media desde el año 2003.

 Neri puntualizó que esos cálculos se apoyan fundamentalmente en el aumento de renta experimentado por esas personas, pero admitió que el salto social genera nuevas demandas en diversas cuestiones, como acceso a una mejor educación, infraestructura y más ciudadanía. Según el ministro, "la batalla por la manutención de esa nueva clase media va a ser en el mercado de trabajo", que debe ofrecer más y mejores oportunidades, pero también será librada en el terreno de la educación.

Explicó que, en el caso de Brasil, los programas de distribución de renta han fortalecido la demanda interna y el mercado de trabajo, pero ahora se debe dotar a los trabajadores de una formación más calificada para consolidar el proceso de reducción de la miseria y las desigualdades. "Falta dar más calidad a la educación y también darle más Estado" a quienes permanecen aún en la pobreza y también a esa clase media emergente que demanda mejores infraestructuras en sectores como los de vivienda, servicios y transportes, entre otros, indicó Neri.

En esos sentidos, reconoció además que "la fotografía social de Brasil aún no es buena", pero destacó que "todos los indicadores" mejoran y no sólo los referidos a la renta. "Hay varias dimensiones de la pobreza", afirmó el ministro, quien como ejemplo de otros indicadores sociales que mejoran en Brasil citó la mortalidad infantil, que en la última década cayó en el país un 48 por ciento.

En opinión de Neri, la apuesta en la reducción de la desigualdad y el fortalecimiento de los mercados internos se debe mantener incluso cuando el crecimiento "no sea el esperado", como ocurrió el año pasado con Brasil, cuya economía se expandió un escaso 0,9 por ciento.

"Hubo una desaceleración", pero los datos del Gobierno dicen que no llegó a afectar a la población en forma directa, indicó Neri Según el ministro, en 2012, así como el crecimiento se frenaba, la renta per cápita subió en Brasil un 5,1 por ciento, la inversión en planes de distribución de renta se incrementó todavía más y la oferta de empleo se mantuvo en alza.

El ministro destacó que, en ese cuadro, "las desigualdades que han sido históricas" en la sociedad brasileña sumaron ya doce años "en caída" gracias a una "combinación de crecimiento y lucha contra la pobreza" que "debe continuar", aún cuando la expansión económica sea menor a la esperada, como ocurrió en 2012.

EFE

Siga bajando para encontrar más contenido