Cae en Europa el apoyo a la UE y la integración económica

El apoyo a la Unión Europea y a la integración económica se redujo drásticamente en numerosos países del continente debido a la crisis.

En países donde el apoyo a la UE era ya muy frágil, la tendencia se acentúa.

Archivo Portafolio.co

En países donde el apoyo a la UE era ya muy frágil, la tendencia se acentúa.

POR:
mayo 14 de 2013 - 03:28 p.m.
2013-05-14

Esto,  según un sondeo llevado a cabo por el centro de investigación estadounidense PEW.

Entre 2012 y 2013, el apoyo al proyecto europeo pasó globalmente del 60% de opiniones favorables a solamente 45%, una caída de 15 puntos.

Francia registra el más importante retroceso (-19 puntos a 41%).

Esa caída es de 14 puntos en España (a 46%), un país particularmente golpeado por la crisis, y de ocho puntos en Alemania (60%), primera economía del continente, pero de solamente un punto en Italia (58%).

"El esfuerzo llevado a cabo en los últimos 50 años para crear una Europa más unida es hoy la principal víctima de la crisis del euro" escribe Pew en este estudio titulado "El nuevo hombre enfermo de Europa: la Unión Europea". "El proyecto europeo está hoy desacreditado en buena parte de Europa", se añade en el informe.

En países donde el apoyo a la UE era ya muy frágil, la tendencia se acentúa: en Grecia, país bajo asistencia financiera y sometido a una dura cura de austeridad, las opiniones favorables son del 33% (-4), y en Gran Bretaña --con un creciente euroescepticismo-- del 43% (-2).

El único país donde la cota de la UE progresa es la República Checa, uno de los recién llegados del exbloque comunista (+ 4 puntos), pero se ubica en un bajísimo 38%.

El fenómeno es idéntico para el apoyo a la integración económica, origen --como recuerda Pew-- de la construcción europea. El apoyo a ella, que ya era débil, cae seis puntos en ese período (34% a 28%).

En este aspecto, Francia vuelve a distinguirse con una baja de 14 puntos (22% contra 36%), por delante de Italia (-11 a solamente 11% de opiniones favorables), España (-9 a 37%) y Grecia (-7 a 11%).

Solo Alemania se mantiene por encima del 50%, pese a un retroceso de cinco puntos. La divergencia es chocante entre Francia y Alemania, los dos motores tradicionales de la UE. 91% de los franceses piensan que su economía va mal, mientras que 75% de los alemanes creen que la suya va bien.

"La crisis económica que se prolonga ha creado fuerzas centrífugas que han dividido a la opinión pública europea, separando a los franceses de los alemanes, y a los alemanes de todos los demás", según Pew.

 "Los países del Sur, España, Italia y Grecia, se alejan cada vez más debido a su frustración frente a Bruselas, a Berlín, y a lo que consideran como la injusticia del sistema económico".

En efecto, solamente 4% de los españoles consideran que su economía va bien (-61 puntos), 3% de los italianos (-22) y 1% de los griegos. Para el conjunto de los europeos, el principal problema es el empleo (78%), por encima de la deuda (71%) y la inflación (67%). La encuesta fue llevada a cabo en marzo entre 7.646 personas de ocho países de la UE (Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, España, Grecia, Polonia y República Checa).

ACUERDAN 7.300 MILLONES DE EUROS ADICIONALES PARA PRESUPUESTO UE DE 2013

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) cerraron un acuerdo político para dotar al presupuesto comunitario de 2013 con 7.300 millones de euros adicionales para cubrir las necesidades más urgentes y negociar más adelante un posible segundo desembolso.

Pese a la oposición del Reino Unido, los ministros aprobaron un primer tramo de 7.300 millones de euros, 3.900 millones menos que los 11.200 millones que la Comisión Europea consideraba el "mínimo necesario" para cumplir con las obligaciones financieras de la Unión en 2013.

"Hemos alcanzado la mayoría cualificada en torno a la segunda enmienda sobre el presupuesto rectificativo para el ejercicio 2013", anunció al término de un corto debate Michael Noonan, el ministro de Finanzas de Irlanda, país que este semestre ostenta la presidencia rotatoria de la UE.

Ahora, los Veintisiete trabajarán para lograr un acuerdo político para principios de otoño sobre un segundo tramo presupuestario para 2013, que contemple cómo se cumplirán las restantes obligaciones financieras para principios de otoño.

"Realmente es el mínimo para cubrir las obligaciones legales", afirmó por su parte el comisario europeo de Presupuesto, Janusz Lewandowski, quien dijo entender las restricciones presupuestarias que afrontan los países. "El primer tramo de 7.300 millones cubre las necesidades urgentes y los problemas de liquidez. Luego trataremos los compromisos para 2014.

Creo que esta propuesta es racional", señaló Lewandowski.

El comisario consideró también que este acuerdo permitirá desbloquear las negociaciones con el Parlamento Europeo sobre el marco presupuestario plurianual para la Unión Europea (2014-2020). El ministro británico de Economía, George Osborne, expresó el rechazo de su país a este desembolso, y consideró que los agujeros en el presupuesto comunitario se deben a una "gestión pobre" e instó a la Comisión Europea a que busque más medios de ahorrar.

Por otra parte, Noonan pidió a sus socios que respalden otra enmienda al presupuesto para cubrir el acceso de Croacia a la Unión y mostró su esperanza de que se logre "una solución" antes de julio.

AGENCIAS

Siga bajando para encontrar más contenido