Caída del cobre prueba su valor de medidor de la economía

Después de un largo periodo de descenso sostenido, el precio de este metal se hundió hasta el precio del 22 de julio de 2009, después de la tormenta financiera, a 5.325,25 dólares la tonelada. Este viernes, su precio repuntó tras la decisión de China de impulsar medidas de crédito.

Cobre

Archivo

Cobre

Internacional
POR:
enero 16 de 2015 - 07:22 p.m.
2015-01-16

Los precios del cobre, un metal básico que se usa como ninguno en la producción industrial, cayeron inesperadamente esta semana a mínimos de hace cinco años arrastrados por el temor a una nueva crisis.

Después de un largo periodo de descenso sostenido, el precio de este metal se hundió hasta el precio del 22 de julio de 2009, después de la tormenta financiera, a 5.325,25 dólares la tonelada.

Eso significa que el precio de este metal, del que Chile es el primer productor -un tercio de la producción mundial- ha perdido un 15 % en lo que se lleva de año.

Un informe del Banco Mundial asegurando que la economía mundial crecerá este año un 3 %, 0,4 puntos menos que lo previsto hace seis meses, y un 3,3 % en 2016, y asegurando que el crecimiento está condicionado al rendimiento de China, fue el detonante de la caída.

Según Ole Hansen, analista de Saxo Bank, el Banco Mundial resaltó la desaceleración de la economía china como una de las razones que han llevado a la revisión de las previsiones.

“Esto pone en evidencia la debilidad del cobre ya que China consume más del 40 % de la oferta mundial”, dice el analista.

Algunos indicadores hacen pensar en el debilitamiento de la segunda economía mundial, reforzando la preocupación de los inversores sobre la solidez de la demanda de este metal en el cuarto trimestre de 2014.

El mercado de metales industriales es muy sensible a la evolución de la economía china, ya que el gigante asiático es el primer consumidor mundial de estas materias primas. Los valores de las compañías mineras sintieron inmediatamente el golpe y Glencore, Anglo American, Antofagasta, BHP Billiton y Rio Tinto sufrieron fuertes pérdidas en las bolsas.

“La reputación del cobre como barómetro o medidor de la salud de la economía mundial -y la de China en particular- significa que (la caída) no puede ser ignorada”, advirtió en un boletín de análisis la firma Capital Economics.

Sin embargo, los analistas estiman que el brusco descenso de precios de esta semana responde a operaciones especulativas ajenas a los fundamentos del mercado, y que lo que es importante es la evolución de los últimos meses.

“Los precios de muchos metales han perdido fuerza en los últimos años”, constató Capital Economics. “En nuestra opinión”, sostuvo Unicredit en su boletín sobre el mercado de metales, lo ocurrido “es técnico y especulativo”. “Aunque no podemos descartar más caídas a corto plazo, por culpa de la fuerza que ha cobrado el impulso a la baja, somos cada vez más de la opinión que, si no en el segundo trimestre, en el segundo semestre del año veremos una reafirmación de los fundamentos que dará un empujón a los precios del cobre”, añadieron.

Los otros metales se vieron arrastrados por la caída del cobre. El aluminio bajó el martes a su nivel más bajo en ocho meses, a 1.756,75 dólares la tonelada. El mismo día, el plomo perdió todo lo ganado desde el 7 de julio de 2014, a 1.743 dólares la tonelada. Y el estaño volvió a los precios del 2 de enero de 2014, 19.050 dólares la tonelada.

El níquel cayó por su pate a su cotización del 7 de febrero de 2014, a 13.945 dólares la tonelada y el zinc a la del 8 de abril de 2014, a 2.005,75 dólares la tonelada.

EL COBRE REPUNTA POR SEGUNDO DÍA CONSECUTIVO

Sin embargo, en respuesta positiva, el cobre subió este viernes y se alejó más del mínimo en cinco años y medio que tocó esta semana, después de que una decisión de China para impulsar medidas de crédito ayudó a aliviar temores sobre el panorama para la demanda, aunque el metal anotó su mayor pérdida semanal desde 2011.

El cobre, luego de tres meses en la Bolsa de Metales de Londres, subió un 1,3 por ciento, a 5.715 dólares por tonelada, en su segundo día de ganancias tras la caída del miércoles, cuando el metal rojo registró su mayor baja porcentual diaria en más de tres años y tocó los 5.353,25 dólares por tonelada, su nivel más bajo desde mediados del 2009.

El cobre encontró respaldo en noticias que señalaron que el principal planificador económico de China planea impulsar las inversiones en un 24 por ciento este año, según la agencia estatal de noticias Xinhua.

El metal también recibió apoyo de noticias de que el banco central de China aumentará su cuota para volver a prestar dinero en 50.000 millones de yuanes (8.000 millones de dólares) este año.

El metal rojo es usado principalmente en la construcción y la electricidad.
Resumen agencias