Caída de precio del crudo es bueno para la economía: Lagarde

La directora del FMI aseguró que se beneficiarán las principales economías del planeta, que aportarán al crecimiento mundial.

Lagarde reconoció que los países exportadores de petróleo habían sufrido “el impacto”.

AFP

Lagarde reconoció que los países exportadores de petróleo habían sufrido “el impacto”.

Internacional
POR:
diciembre 02 de 2014 - 12:48 a.m.
2014-12-02

La caída del precio del petróleo es una “buena noticia” para la economía mundial dijo este lunes la jefa del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

“Habrá ganadores y perdedores pero, en definitiva, es una buena noticia para la economía mundial”, expresó la dirigente durante una mesa redonda en Washington.

El precio del petróleo cayó este lunes a su menor nivel en cinco años, lastrado por la decisión de la Opep la semana pasada de no reducir su producción (Lea también: Precios del petróleo cerraron al alza).

Según Lagarde esta caída beneficiará a las principales economías del planeta y aportará al crecimiento mundial.

Las cotizaciones del crudo han caído más de un 35 por ciento desde el mes de junio pasado (Además: Opep mantendrá su techo de producción de petróleo).

“Cuando hay una caída de 30 por ciento (...) debería traducirse en un excedente (ndlr: de crecimiento) de 0,8 por ciento en la mayoría de las economías desarrolladas que son todas importadoras de petróleo”, explicó.

Y añadió que su punto de vista sería otro si se expresaba en Arabia Saudita, Catar o Kuwait.

Lagarde reconoció que los países exportadores de petróleo habían sufrido “el impacto” de la caída del precio pero que algunos Estados habían calculado este impacto (Vea aquí: Así golpeará la decisión de la Opep a Colombia).

Reunidos el jueves pasado en Viena, los ministros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) decidieron mantener en 30 millones de barriles diarios su nivel productivo durante los próximos seis meses y renunciaron a reducir la oferta para frenar el desplome de los precios, como propugnaban países como Venezuela.

AFP