El calvario de tanquear en Cúcuta

Según la Directora de Fendipetróleo de Norte de Santander, la cuota de gasolina de la región es insuficiente.

Horas bajo el sol y ventas restringidas para echar combustible han tenido que soportar cucuteños en las últimas cinco semanas.

Archivo particular

Horas bajo el sol y ventas restringidas para echar combustible han tenido que soportar cucuteños en las últimas cinco semanas.

Internacional
POR:
septiembre 25 de 2015 - 03:17 a.m.
2015-09-25

Los cucuteños gastan hasta cuatro horas para tanquear un carro o una moto, con ventas restringidas según la modalidad de vehículo y con pico y placa. Algo insólito para una zona a la que nunca le había faltado combustible, especialmente por el que llegaba de contrabando desde Venezuela.

María Eugenia Martínez, directora ejecutiva de Fendipetróleo Norte de Santander, asegura que esto se da por tres razones. La primera, es que los 9,5 millones de galones que han llegado este mes al departamento todavía no son suficientes; segundo, porque el Ministerio de Minas le puso fechas determinadas a los despachos; y tercero, porque el Alcalde de la ciudad lo distribuye mal. Los cupos en las estaciones de servicio de la ciudad oscilan entre los 15.000 y los 150.000 galones.

El otro problema es que el área metropolitana de Cúcuta cuenta con 31 estaciones de servicio, cuando por densidad poblacional y automotriz debería tener unas 50.

Antes de estallar la crisis fronteriza, Norte de Santander recibía 4,1 millones de galones de combustible subsidiado. Para este mes ese cupo se amplió a 9,5 millones de galones, pero el departamento necesita entre 11,5 y 13 millones de galones, según el gremio.

El combustible en Cúcuta se distribuye, por petición del alcalde Donamaris Ramírez, 50 % de gasolina y 50 % de diésel para todas las estaciones. Pero sucede que en el área rural no venden la gasolina, mientras que el centro de la ciudad se quedan con el diésel. Al darse cuenta de su error, ahora Ramírez pidió 80 % de gasolina para las estaciones en el centro y 80 % de diésel para las del área rural, y el 20 % restante en el otro combustible. La representante de Fendipetróleo argumenta que el Alcalde no tiene la potestad para solicitar porcentajes. “Él está determinando la política de hidrocarburos para el departamento. Por eso solicitamos que se eliminen los cupos y las fechas. Que no se les olvide que la gasolina es un servicio público”, explica.

ESTACIONES NO ACAPARAN COMBUSTIBLE

María Eugenia Martínez, directora ejecutiva de Fendipetróleo Norte de Santander, cree que, al fijar fechas de despachos de gasolina, el Minminas busca estirar el cupo de 9,5 millones que asignó porque les “da vergüenza reconocer que histórica- mente la región se ha nutrido del combustible de contrabando venezolano en un 70 %”. Además, Martínez rechazó las denuncias del alcalde de Cúcuta, Donamaris Ramírez, de que los dueños de las estaciones de servicio están acaparando el combustible o inclusive vendiéndolo a los 'pimpineros'. “La gente se desespera porque dura horas bajo el sol con temperaturas de 38 grados y le cree este tipo de cosas al Alcalde”, dijo.

Pedro Vargas Núñez

Especial para Portafolio