Cancilleres de Colombia y Venezuela, reunidas en Cartagena

Contrario a lo que se esperaría -una actitud conciliadora- el Gobierno venezolano dice que espera que su par colombiano "esté preparado para escuchar verdades muy duras". La reunión se cumple en la sede alterna de la Cancillería. 1.071 colombianos han sido deportados del país vecino.

Colombianos deportados

Archivo particular

Colombianos deportados

Internacional
POR:
agosto 26 de 2015 - 04:43 p.m.
2015-08-26

Delegaciones de Colombia y Venezuela, encabezadas por sus cancilleres, comenzaron en Cartagena la reunión para discutir la crisis en la frontera común, detonada por la decisión de Caracas de cerrar el principal paso fronterizo y deportar a más de un millar de colombianos.

A la reunión, que se celebra en la Casa del Marqués de Valdehoyos, sede alterna de la cancillería, asisten las ministras de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, y de Venezuela, Delcy Rodríguez, acompañadas por otros miembros de los respectivos gabinetes. Las delegaciones se saludaron fríamente al comienzo de la reunión pero no hicieron declaraciones, que las guardaron para el final, cuando harán un balance de lo tratado.

En la calle, frente a la sede del encuentro, un pequeño grupo de colombianos se congregó para gritar consignas en contra del Gobierno venezolano y la Policía tuvo que pedirles que se retiraran para no entrar en conflicto con dos venezolanos que defendían al presidente Nicolás Maduro.

La expectativa que ha generado este encuentro para solucionar la crisis fronteriza, iniciada hace una semana, dio paso al escepticismo a tenor de las recientes declaraciones del Gobierno venezolano.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo anoche que el cierre del paso fronterizo de Cúcuta-San Antonio es apenas "la punta del iceberg" de la respuesta de su Gobierno a la "violencia paramilitar" y anticipó que en la reunión bilateral de hoy en la caribeña Cartagena se dirán "verdades muy duras".

"Yo orienté a la comisión, a la canciller, a decir todas las verdades, no nos vamos a ir por las ramas, hace un año nos reunimos (...) en Cartagena y no se cumplió nada, del lado colombiano un desastre", dijo Maduro.

La ministra Rodríguez ratificó hoy esa postura en un mensaje de Twitter en el que dejó claro que el encuentro con Holguín la diplomacia será puesta a prueba. "Camino a Cartagena a exigir respeto a los derechos de Venezuela en la construcción de una frontera productiva, de paz y respetuosa de los DD.HH.", escribió la canciller venezolana.
Colombia, por su parte, advirtió por medio del presidente Juan Manuel Santos que en la cita de Cartagena, además de "buscar soluciones conjuntas" a la crisis en la frontera, servirá para "sentar también nuestra protesta por la forma en que han sido maltratados nuestros compatriotas".

En otro Twitter publicado poco antes del inicio de la reunión, Rodríguez anticipó que su país no está muy por la labor de aceptar reclamos. "Venezuela invita al Gobierno de Colombia a tomar muy en serio los graves problemas de desatención de su población", expresó.

EXPRESIDENTE GAVIRIA PIDE SALIDA DE UNASUR

El exsecretario general de la OEA, César Gaviria, pidió este miércoles la salida de su país de la Unasur, tras las declaraciones del secretario general de ese organismo sobre la crisis con Venezuela, que ha dejado más de un millar de colombianos deportados.

La Unión de Naciones Suramericanas, Unasur, "está entregada", sin importar "qué atropellos cometa el gobierno de Venezuela", dijo Gaviria, expresidente de Colombia entre 1990 y 1994 y exsecretario general de la OEA entre 1994 y 2004. "Ellos están con el gobierno de Venezuela. Entonces, salgámonos de ahí", agregó Gaviria, quien hace parte de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, que asiste al gobierno de Juan Manuel Santos en estos temas.

Tras ordenar el cierre de la frontera con Colombia la semana pasada, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, declaró el viernes el estado de excepción en un sector de la frontera de 2.219 km que comparten ambos países.

Maduro tomó unilateralmente estas medidas, con el argumento de que dos hombres en motocicleta, a quienes vinculó con paramilitares colombianos, abrieron fuego contra tres militares vestidos de civil que realizaban operaciones de inteligencia contra una red de contrabando.

El secretario general de la Unasur, el expresidente colombiano Ernesto Samper, sugirió que "paramilitares colombianos" estaban detrás del citado ataque y que las deportaciones masivas desde Venezuela enrarecían "el clima d(e) opinión necesario para perseguir a los paramilitares colombianos que sí están traspasando las fronteras", de acuerdo con su cuenta en Twitter.

"Si el secretario (general de la Unasur) ya nos condenó, ¿qué hacemos ahí?", se preguntó Gaviria, quien fue también jefe de debate de Santos en la campaña presidencial de 2014, cuando el mandatario colombiano resultó reelegido por cuatro años más.

Desde el viernes pasado, un millar de colombianos han sido deportados. Este martes, la ciudad fronteriza de Cúcuta, en el noroeste de Colombia, vivía el retorno masivo de ciudadanos que residían en el vecino país, con colchones, neveras e incluso camas a cuestas, por temor a quedarse sin nada en caso de ser expulsados.

Los "problemas internos (de Venezuela), el colapso de la economía venezolana, el desabastecimiento, el involucramiento de autoridades venezolanas en actividades de contrabando, nada tienen que ver con Colombia ni con pobres inmigrantes que viven alla hace 10, 20 ó 40 años", insistió Gaviria.

Agencias