Carné por puntos, para mejorar conducta de turistas chinos

Se calificará el comportamiento de los chinos. La información estará disponible para las agencias, hoteles y aerolíneas.

El nuevo sistema de clasificación será puesto en marcha a partir del segundo trimestre de este año.

Archivo particular

El nuevo sistema de clasificación será puesto en marcha a partir del segundo trimestre de este año.

Internacional
POR:
enero 16 de 2015 - 01:00 p.m.
2015-01-16

Ante el mal comportamiento de algunos de los turistas chinos en el extranjero, el Gobierno del país asiático ha decidido instaurar un carné por puntos a través del que se valorará la actitud de los viajeros con el fin de que empresas de viajes tengan información para descartar a algunos clientes.

Es la última medida decidida por el Gobierno de Pekín para intentar erradicar la mala reputación que sus ciudadanos se han creado en el extranjero, después de numerosos casos de mala conducta que ya han ocupado espacio en los medios internacionales.

En los últimos años, y coincidiendo con la expansión de China como segunda potencia económica mundial, el número de sus ciudadanos que viajan al extranjero no ha parado de aumentar, pero su salida, en algunos casos, no está siendo del todo bien vista.

Solo en los últimos dos meses, varios pasajeros abrieron las puertas de emergencia de un avión como protesta en un vuelo local, poco después de que otro viajero hiciera lo mismo en un vuelo distinto con el fin de "tomar el aire" o que un grupo de turistas quemara a una azafata de una compañía tailandesa con un recipiente con comida caliente tras una discusión.

En el último caso, el Gobierno incluyó a cuatro de los turistas en una lista negra para evitar que volvieran a viajar mientras que al guía que les acompañaba -una práctica habitual para los turistas chinos, que prefieren viajar en grupo y con una persona que les guíe- le fue cancelado su permiso de trabajo por un año.

A pesar de poder aplicar medidas como éstas, el Gobierno chino ha decidido ir un paso más allá al crear un sistema en el que se valorará la mala conducta de sus turistas y cuya información será puesta a disposición de empresas turísticas.

Operadores aéreos, hoteles y agencias de viajes tendrán acceso a los datos recopilados por la Administración Nacional de Turismo del país y podrán decidir si quieren hacer negocios con los potenciales clientes, según han explicado las autoridades.

El nuevo sistema de clasificación será puesto en marcha a partir del segundo trimestre de este año y el Gobierno espera que haga reaccionar a la población que no se comporta con respeto cuando viaja.

En los planes del Ejecutivo, también se encuentra la tarea de proporcionar a la población información sobre la mala gestión de algunos puntos turísticos o de hoteles en China para que puedan escoger bien dónde viajar u hospedarse.

La mala conducta de los turistas chinos ha sido puesta en evidencia por el propio presidente del país, Xi Jinping, quien en su reciente viaje a la India instó a sus ciudadanos a comportarse mejor y a "probar la comida local", entre otras recomendaciones. Junto a él, los medios de propaganda chinos han puesto de relieve el problema y no han dudado en calificar de "bárbaros" a los ciudadanos a los que se dirigen en diversas ocasiones.

EFE