Carros alemanes se fortalecen en EE.UU.

Los japoneses recuperan terreno, en una industria automotriz en pleno camino de la recuperación.

POR:
febrero 15 de 2013 - 12:21 a.m.
2013-02-15

Los vehículos de fabricación alemana presentan un sostenido ascenso en el mercado de Estados Unidos, logrando el mayor crecimiento en ventas el año pasado, frente a las marcas locales y otras extranjeras que han dominado por años este territorio.

La tasa de crecimiento del 21 por ciento para los automóviles de origen alemán quedó al cerrar el 2012, por encima de los autos japoneses (19 por ciento), los coreanos (11 por ciento) y los americanos (5 por ciento).
El récord alemán es más contundente cuando se observa que a lo largo de los últimos cuatro años, y en medio de la peor crisis económica de este país, lograron doblar sus ventas de vehículos.

El año pasado, estas alcanzaron un total de 1 millón 265 mil unidades.

De acuerdo con cifras del Departamento de Comercio y de la Asociación Nacional de Distribuidores de Automóviles (NADA), el año pasado se vendieron en este mercado cerca de 14,5 millones de carros livianos, 2,3 millones más que a lo largo del 2011. De estos, cerca de 3,2 millones fueron importados.

Los tres grandes fabricantes de Detroit, es decir, General Motors, Ford y Chrysler, representaron el 45 por ciento del mercado interno.

Ayer, General Motors reportó una ganancia menor a la esperada en el cuarto trimestre, debido, en parte, a un aumento de las pérdidas en Europa y a que la firma automotriz no pudo sostener los precios de los vehículos en su mercado clave de América del Norte.

Por su parte, los japoneses se mantuvieron en 36 por ciento de participación. A su vez, los alemanes alcanzaron -por primera vez- una cuota del 10 por ciento, mientras que los coreanos lograron mantenerse con un 7 por ciento de participación del mercado automotor.

Con respecto al tema de precios, el valor de los automóviles importados en Estados Unidos registró una cifra récord del orden de los 167.000 millones de dólares.

Los principales mercados de origen fueron en su orden Canadá, Japón, México, Alemania y Corea. De manera simultánea, los fabricantes de Estados Unidos registraron exportaciones por casi 70.000 millones de dólares.
A su vez, los destinos más importantes para los vehículos ensamblados en este país fueron Canadá, Alemania, China, Arabia Saudí y México.

Los analistas del sector automotor consideran que, con las ventas del último año, la industria automotriz se encuentra en la mitad del camino de la recuperación, pues aún le falta un buen trecho para alcanzar los niveles de negocios que presentó en los primeros años de la década del 2000, cuando llegaron a colocarse en el mercado alrededor de 18 millones de unidades.

Germán Duque / Miami

Siga bajando para encontrar más contenido