Cepal insta para que se logre acuerdo de deuda en EE. UU.

América Latina y el Caribe acumulan en reservas más de 700.000 millones de dólares.

AFP

Harry Reid, líder de la mayoría del Senado, en conferencia de prensa ayer en EE. UU.

AFP

POR:
julio 28 de 2011 - 02:08 a.m.
2011-07-28

 

Se encuentran en riesgo la fortaleza y el crecimiento de la región.

La Cepal observa con preocupación la situación que se ha planteado en Estados Unidos en relación con la discusión de los límites al endeudamiento del Gobierno y espera que la cuestión se resuelva rápidamente del mejor modo posible, teniendo en cuenta la importancia de la economía estadounidense para el mundo en general, pero en especial para América Latina y el Caribe.

Estados Unidos es el principal socio económico de la región y su importancia es aún mayor para México y los países de Centroamérica y el Caribe. Un porcentaje muy significativo de los flujos financieros y de inversión provienen de Estados Unidos.

Así mismo, la mayor parte de las remesas que alivian la situación de muchos hogares pobres de nuestra región provienen del trabajo de latinoamericanos y caribeños en la economía estadounidense.

La Cepal destaca que América Latina y el Caribe en su conjunto se ha convertido en el segundo tenedor de activos en dólares, detrás de China.

La región acumula en reservas internacionales más de 700.000 millones de dólares.

La demora en aprobar un nuevo ‘techo’ para la deuda pública estadounidense constituye una amenaza sobre el sistema financiero internacional, que podría tener un fuerte impacto en el valor de los activos, los tipos de cambio y en el nivel de actividad global y, por tanto, en la demanda por los bienes y servicios que produce y exporta la región.

Aunque América Latina y el Caribe ha demostrado estar mejor preparada que en el pasado para enfrentar un deterioro del escenario internacional, de no resolverse el problema de la deuda pública estadounidense se ponen en grave riesgo la fortaleza y el crecimiento de la región.

cruce de acusaciones

Las acusaciones entre demócratas y republicanos se recrudecieron ayer con el cierre de filas en torno a sus dos planes paralelos de reducción de déficit en un nuevo capítulo de la crisis de la deuda de Estados Unidos que amenaza al país con la suspensión de pagos.

La Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), organismo encargado de analizar los costes de las leyes, emitió sendos informes en los que aseguraba que los recortes incluidos tanto por el plan republicano como por el de los demócratas eran menores de lo anunciado públicamente.

La CBO situó la reducción de gasto planteada por el plan que impulsa el presidente republicano de la Cámara de Representantes, John Boehner, en 850.000 millones de dólares, es decir, 350.000 millones menos que los 1,2 billones originalmente avanzados.

Posteriormente, esta mañana el organismo del Congreso rebajaba asimismo el volumen de recorte del plan presentado por el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, de 2,7 billones a 2,2 billones.

No obstante, ninguna de las partes mostraba signos de ceder a seis días de que se cumpla la fecha límite del 2 de agosto, en la que el Departamento del Tesoro ha anunciado que el país se declararía en suspensión de pagos.

RETRASAN VOTACIÓN PARA SUBIR EL TOPE

El plan para evitar la cesación de pagos no logró ayer un consenso en el legislativo de los Estados Unidos.

Al cierre de esta edición, se había retrasado la votación que debía hacerse ayer para incrementar el tope del endeudamiento del Gobierno.

La decisión se tomó después de que se cuestionara el plan porque –se dijo– que no contiene suficientes recortes en el gasto.

Inicialmente, el presidente Barack Obama y su partido Demócrata ya habían anunciado su rechazo al plan, diseñado por el partido republicano.

La cadena británica BBC dijo que, a pesar de que continúa el impasse en las negociaciones, cuando falta una semana para que Estados Unidos pueda entrar en cese de pagos, el jefe de gabinete, Bill Daley, se mostró confiado en un entendimiento.

Por su parte, la agencia Reuters anotó que con los mercados financieros en un terreno cada vez más incierto, el Departamento del Tesoro advirtió que no podría garantizar que el Gobierno mantuviera sus pagos si el Congreso no logra elevar el límite del endeudamiento, con la fecha límite del 2 de agosto.

Siga bajando para encontrar más contenido