Así cerraron los mercados en el mundo este viernes

Las bolsas europeas crecen con fuerza, impulsadas por los datos de EE.UU.

Las ganancias se hicieron notar también al cierre de Wall Street. El Dow Jones terminó con un avance del 1,63 por ciento.

Archivo Portafolio

Las ganancias se hicieron notar también al cierre de Wall Street. El Dow Jones terminó con un avance del 1,63 por ciento.

Internacional
POR:
octubre 17 de 2014 - 10:02 p.m.
2014-10-17

Las bolsas europeas rebotaron este viernes con fuerza después de publicarse datos económicos robustos en EE.UU., que también animaron a Wall Street, tras las notables pérdidas del miércoles y el jueves.

La bolsa de Atenas se disparó un 7,2 por ciento y recuperó buena parte de las pérdidas del 15 por ciento acumuladas los últimos tres días por el temor a que Grecia abandone el programa de rescate a partir del próximo año.

El FTSE MIB de Milán ganó un 3,4 por ciento y el DAX 30 de Fráncfort avanzó un 3,1 por ciento.

Por su parte, el IBEX 35 Madrid subió un 2,97 por ciento, el CAC 40 de París recuperó un 2,9 por ciento, el PSI 20 de Lisboa lo hizo un 2,6 por ciento y el FTSE 100 de Londres, un 1,8 por ciento.

Las ganancias se hicieron notar también al cierre de Wall Street. El Dow Jones de Industriales, el principal indicador, terminó con un avance del 1,63 por ciento, mientras que el selectivo S&P 500 subió un 1,29 por ciento y el índice compuesto del mercado Nasdaq ganó un 0,97 por ciento.

Los mercados bursátiles del Sudeste Asiático cerraron con resultados mixtos y el índice Nikkei de Tokio bajó un 1,4 por ciento, arrastrado por los impulsos negativos de Wall Street y de las bolsas europeas el jueves por el temor a una nueva recesión.

Tras una estabilización inicial, luego de la publicación de buenos datos económicos en EE.UU. el jueves, la renta variable intensificó las ganancias después de publicarse más indicadores de la mayor economía del mundo.

La construcción de viviendas aumentó un 6,3 por ciento en septiembre y quedó en una tasa anual de 1,01 millones de unidades, impulsado por el aumento de las obras de edificios de departamentos.

Asimismo, la confianza del consumidor subió en octubre hasta el máximo desde hace siete años. Esta subida sorprendió positivamente y podría contribuir a que no aumenten las preocupaciones por el crecimiento de EE.UU., considera el analista del banco regional público de los Estados federados de Hesse y Turingia (Helaba) Johannes Jander.

La presidenta de la Reserva Federal de EE.UU. (Fed), Janet Yellen, apenas se manifestó respecto a la política monetaria o la situación de la economía estadounidense, como se esperaba, después de que el presidente de la Fed de San Louis, James Bullard, propusiera prolongar el programa de compra de deuda -cuyo fin estaba previsto para finales de octubre- pese a que los datos muestren fortaleza.

Asimismo, se redujo la presión sobre la deuda soberana de los países periféricos de la zona del euro, incluida Grecia.

La prima de riesgo de Grecia cerró en 721,5 puntos básicos, por lo que la rentabilidad del bono griego en el mercado secundario se situó en el 8 por ciento tras haber llegado al 9 por ciento en algunos momentos en la sesión matinal y del jueves.

La prima de riesgo de España cerró en 131 puntos básicos y la rentabilidad de la deuda soberana española a diez años terminó en el 2,17 por ciento.

La prima de riesgo o riesgo país es la diferencia entre el interés que se paga por la deuda de Alemania -que se considera la más segura- y el que se paga por la de otro. Para obtenerla se resta la rentabilidad del bono alemán a 10 años, que cerró en el 0,86 por ciento, a la rentabilidad del bono de otro país.

La prima de riesgo de Italia cerró en 163,4 puntos básicos y la de Portugal en 245,3 puntos básicos. Los mercados han penalizado a Grecia las últimas jornadas retirando su confianza por lo que parece que no tendrá otra alternativa que aceptar otro programa de asistencia en forma de una línea de créditos del Mecanismo de Estabilidad Europeo.

“Si se hace esto, es posible que los inversores privados deseen prestar de nuevo a Grecia dinero a condiciones aceptables”, considera el analista de Commerzbank David Schnautz.

A la reducción de las primas de riesgo en los países periféricos también contribuía que el Banco Central Europeo (BCE) indicara que comenzará en breve a comprar bonos privados.

El temor a una recesión ha desencadenado la fuerte caída de los mercados de valores los últimos días, temor que algunos analistas consideran exagerado. El barril del crudo Brent para entrega en diciembre terminó en Londres con un precio de 86,16 dólares, con un avance del 2 por ciento respecto al jueves, mientras que el crudo de Texas terminó con un avance del 0,06 por ciento y un precio de 82,75 dólares el barril.

En París, el sector bancario registró fuertes ganancias: Société Générale subió un 5,3 por ciento, Crédit Agricole un 5 por ciento y BNP Paribas, lo hizo 3,4 por ciento.

La mejora del precio crudo impulsó en Londres las acciones de las petroleras Royal Dutch Shell y BP, que subieron respectivamente un 3,7 por ciento y un 2 por ciento.

En Nueva York, el sector energético terminó con un avance del 0,99 por ciento.

“A medio plazo la renta variable deberían subir de nuevo, ya que es más probable que el BCE comience a comprar deuda soberana a gran escala antes de finales de este año”, prevé el economista jefe de Commerzbank, Jörg Krämer.

EFE