Charif Souki, el ejecutivo con ingresos de US$ 142 millones

El presidente de la firma Cheniere Energy fue el mejor remunerado el año pasado en Estados Unidos, basados en asignación de acciones y efectivo. La compañía alcanzó objetivos financieros.

Charif Souki, el ejecutivo con ingresos de US$ 142 millones

Bloomberg

Charif Souki, el ejecutivo con ingresos de US$ 142 millones

POR:
mayo 01 de 2014 - 10:59 p.m.
2014-05-01

Charif Souki de Cheniere Energy resultó el ejecutivo estadounidense mejor pago en el 2013, con un ingreso de 142 millones de dólares, superando a Mario Gabelli de Gamco Investors Inc. y a James Levin de Och-Ziff Capital Management Group.

La remuneración del año pasado de Souki comprende 133 millones de dólares en una asignación de acciones que se confiere en tanto la compañía alcance determinados objetivos financieros y operativos, de acuerdo con una presentación reglamentaria realizada por el exportador de gas natural con sede en Houston.

También recibió una bonificación en efectivo de 3,68 millones de dólares y un salario de 800.000 dólares, muestra la presentación.

El cofundador y máximo responsable ejecutivo de Cheniere se convierte así en el ejecutivo mejor pago de las compañías con sede en los Estados Unidos cuyo año fiscal finaliza el 1 de septiembre o más tarde y que hayan presentado informes a los accionistas sobre 2013, de acuerdo a los datos de Bloomberg.

Su paquete de remuneración de 142 millones de dólares supera al de Levin, que dirige crédito mundial en Och-Ziff y recibió 119 millones de dólares el año pasado, y al de Gabelli, fundador de la firma de administración de carteras Gamco, que cobró 85 millones de dólares.

“Quienquiera que haya planteado estos objetivos probablemente esté sonriendo y todos los que hayan comprado estas acciones en fecha temprana probablemente quieran abrazarlo”, dijo Brent Longnecker, máximo responsable ejecutivo de remuneración de ejecutivos de la consultora Longnecker Associates. “No están preocupados por su remuneración”.

“SE LES PAGA BIEN”

El valor de las acciones de Cheniere se multiplicó por treinta desde noviembre del 2009, mientras los ejecutivos posicionaron a la compañía para que se convirtiera en la primera en exportar gas natural licuado producido por el auge del esquisto en Estados Unidos.

La empresa tuvo un desempeño más de cinco veces superior al Índice Standard Poor’s 500 en los últimos doce meses al firmar contratos lucrativos con los clientes y avanzar en la construcción de su terminal de exportaciones.

Diane Haggard, portavoz de Cheniere, no respondió en forma inmediata los pedidos de comentarios realizados por teléfono y correo electrónico.

“Se les paga bien pero han hecho un muy buen trabajo y al mismo tiempo crearon mucho valor”, señaló Will Frohnhoefer, analista accionario de situaciones especiales de BTIG LLC en Nueva York, que recomienda comprar Cheniere. “Este es un equipo de gestión que se fijó objetivos bastante altos y hasta ahora pudo cumplir con prácticamente todos los aspectos de ellos en condiciones que, diría, eran relativamente adversas”.

Souki vendió 2,8 millones de acciones de Cheniere desde comienzos del 2013, lapso durante el cual la acción casi se triplicó, embolsando unos 95 millones de dólares. Más de la mitad del producto de la venta se usó para cumplir con obligaciones impositivas, muestran las presentaciones.

BLOOMBERG

Siga bajando para encontrar más contenido