Chávez blindará su modelo socialista en Venezuela

El reelecto Presidente venezolano promete llevar su proyecto hasta un punto de no retorno. La estatal PDVSA seguirá politizada.

Hugo Chávez seguirá al mando de Venezuela

Agencias

Hugo Chávez seguirá al mando de Venezuela

POR:
octubre 08 de 2012 - 11:22 p.m.
2012-10-08

El presidente Hugo Chávez inició ayer un nuevo ciclo en Venezuela con la promesa de afianzar su ‘revolución’ y corregir los errores cometidos durante 14 años de grandes cambios políticos, sociales y económicos, en un país que es cada vez más dependiente de los altos precios del crudo.

Chávez ganó su tercera reelección con 10 puntos de ventaja sobre el joven gobernador Henrique Capriles, cuya titánica campaña sucumbió ante la conexión del mandatario con los pobres y la aplastante maquinaria de propaganda y subsidios.

Superada la prueba en las urnas, donde el militar retirado obtuvo el 54,84 por ciento de los votos, todas las miradas están puestas en las medidas para blindar su polémico proyecto político en los próximos seis años y del cáncer del cual dice haberse curado.

Para los analistas de mercado, las implicaciones del triunfo oficialista son claras.

“El mercado estaba esperando un resultado cerrado. Como los escrutinios se alejan de esto, esperamos una presión a la baja del precio de los bonos de deuda venezolanos y si el Presidente decide profundizar su socialismo del Siglo XXI, esperaríamos una rápida erosión de la capacidad de crédito en el mediano plazo”, dijo la firma Nomura en un reporte desde Nueva York.

Blindar el socialismo significa más estatizaciones, controles al sector privado y una expansión del gasto público para planes de alimentación, salud y vivienda. Chávez había adelantado que su prioridad sería echar un ‘poderoso cerrojo’ para encaminar a Venezuela por la senda del socialismo sin retorno.

Algunos analistas se aventuran a predecir que Chávez podría cambiar la Constitución, que ya enmendó en el 2009 para permitir la reelección ilimitada, a fin de evitar convocar a nuevos comicios si se ve obligado a dejar el cargo antes de que se cumpla la mitad del mandato, como dice la norma.

EXPROPIACIONES SEGUIRÁN

La expropiación de empresas estratégicas en Venezuela seguirá en la agenda del mandatario reelecto Hugo Chávez, dijo ayer su vicepresidente, Elías Jaua.

“Se harán para seguir fortaleciendo el control de elementos estratégicos de nuestra economía como la energía, la alimentación, los insumos para la construcción”, explicó.

Esta política ha afectado la inversión extranjera.

Antes de que Chávez asumiera el poder, Venezuela recibió en 1998 una IED neta de 3.900 millones de dólares. Pero, desde entonces y hasta el año pasado promedió menos de 1.000 millones anuales, según datos del Banco Mundial.

Algunas firmas de alimentos y financieras ya han recibido advertencias públicas de una posible expropiación por parte del mandatario, como la local Polar, la mayor productora de alimentos de Venezuela, y el banco Banesco.

En el sector alimenticio también operan en el país grandes empresas extranjeras como Nestlé, Unilever, Kraft Foods y Parmalat.

“No vamos a permitir que un grupo monopólico, un grupo con poder económico, se atreva a chantajear políticamente a la sociedad”, finalizó el vicepresidente.

SALUD DE CHÁVEZ, EL INTERROGANTE

La salud del mandatario venezolano, aunque no influyó en la decisión de los votantes, sí alberga dudas.

Y la pregunta que se hacen los venezolanos es si alcanzará a terminar su mandato.

Según la Constitución, la ausencia absoluta del Presidente antes de tomar posesión del cargo en enero llevaría a una nueva elección dentro de los 30 días consecutivos siguientes.

En ese periodo, las riendas las tomaría el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, uno de sus incondicionales aliados.

Pero si la falta ocurre durante los primeros cuatro años de gestión, la responsabilidad de sucederlo mientras se convocan nuevos comicios recae en la figura del vicepresidente, Jaua.

OPOSICIÓN VENEZOLANA GANÓ UN LÍDER

Henrique Capriles recibió el domingo su primera derrota electoral en Venezuela, pero logró algo que la oposición buscaba tanto como el poder: un líder.

Tras zambullirse en una agotadora campaña, Capriles logró aglutinar el descontento de una gran parte del país y mostrarse como la cara visible de un grupo huérfano de un conductor desde que Chávez asumió en 1999.

La oposición deberá pasar del duelo a la acción para unos comicios regionales en diciembre, cuando se medirá al oficialismo con la meta de demostrar que ofrece algo más que el sentimiento anti Chávez. “Capriles se convierte en el líder indiscutible de la oposición y su trabajo cara a cara es un activo clave para el futuro”, opinó el analista político Luis Vicente León.

“Ha sido, por mucho, el mejor candidato que ha enfrentado a Chávez y su historia apenas comienza”, agregó.

CARACAS/AGENCIAS

Siga bajando para encontrar más contenido