China se adueña de los ‘perros calientes’ de EE. UU.

El fondo de inversiones chino Shuanghui, propietario de una de las mayores productoras de carne de cerdo de China, comprará al mayor fabricante estadounidense de salchichas para "perros calientes".

Las compañías informaron que el objetivo de Shuanghui es enviar productos al mercado chino.

Agencias

Las compañías informaron que el objetivo de Shuanghui es enviar productos al mercado chino.

POR:
mayo 29 de 2013 - 06:49 p.m.
2013-05-29

Se trata de la empresa Smithfield Foods, por 7.100 millones de dólares.

En la transacción está incluida la deuda de la compañía. El fondo chino pagará en efectivo, en una operación que representa 34 dólares por acción de Smithfield, una prima de 31% sobre el precio de cierre en Wall Street el miércoles.

Las acciones de Smithfield subían hasta 25,1% a 32,49 este miércoles en Nueva York.

Las dos compañías informaron que el objetivo de Shuanghui es enviar productos de cerdo al gigantesco mercado chino, y señalaron que la gerencia de Smithfield continuará en sus funciones.

"Los consumidores chinos gustan del cerdo producido en EE. UU.

Los criadores estadounidenses quieren exportar", dijo el director de Shuanghui, Yang Zhijun.

"Juntos podemos constituir un líder global en proteína animal (...).

No hay otra combinación con tamaña oportunidad", indicó. El presidente de Smithfield, que produce salchichas para los populares ‘hot dogs’, Larry Pope, señaló que la alianza abre nuevos mercados para la firma, con sede en la ciudad del mismo nombre conocida como la capital del jamón, en el estado de Virginia.

Asia "es una tremenda oportunidad exportadora en crecimiento para Smithfield", señaló, al tiempo que elogió la red de distribución que Shuanghui le ofrecerá a la firma en China y la región. El fondo de inversiones Shuanghui International Holdings, con sede en Hong Kong, controla el Henan Shuanghui Investment & Development, el mayor productor de carne de China.

Smithfield tuvo ventas por US$100 millones en 2012. La firma china aseguró que no habrá cambios en la empresa que compra. "No anticipamos cambios en la forma en la que hacemos negocios desde el punto de vista operativo en EE. UU. y en el mundo", indicó.

La operación necesita ser aprobada por el Comité de Inversiones Extranjeras en EEUU (CFIUS por sus siglas en inglés), que presta especial atención a las inversiones originadas en China.

El acuerdo fue anunciado un mes después que un accionista clave de Smithfield, Continental Grain, hizo un llamado público para que la compañía sea dividida para maximizar el valor de las acciones para los accionistas. Continental argumentaba que este procedimiento llevaría el valor de las acciones a 40 dólares en tres años.

AFP

Siga bajando para encontrar más contenido