China deberá estimular más su economía

El sector exportador chino ha perdido velocidad más rápido de lo esperado, por las bajas ventas a EE. UU. y Europa.

China

Reuters

China

POR:
agosto 13 de 2012 - 03:01 a.m.
2012-08-13

China dio a conocer datos débiles sobre las exportaciones y el crédito bancario, lo que sugiere que las políticas para alentar el crecimiento económico no han tenido los efectos esperados y que se necesitarían nuevas medidas para reactivar la economía.

Las cifras mostraron que las exportaciones subieron un uno por ciento en julio frente al mismo mes del año anterior y que los nuevos préstamos alcanzaron un mínimo en 10 meses. Además se conoció que la producción fabril creció en el mes a su ritmo más lento en tres años.

Los primeros datos duros del tercer trimestre han llevado a algunos analistas a cuestionar la fuerza de lo que se esperaba fuera el inicio de un rebote superficial en la economía luego de que el crecimiento se desacelerara durante seis trimestres consecutivos.

“Creemos que el banco central debería avanzar tan rápido como sea posible para estabilizar la economía. Espero que haya, al menos, un recorte adicional en la proporción de reservas bancarias y en las tasas de interés este trimestre”, dijo Xiao Bo, economista de Huarong Securities en Pekín.

Sin embargo, el banco central ya ha reducido la proporción de reservas requeridas de los bancos en tres ocasiones desde noviembre para liberar cerca de 190.000 millones de dólares para nuevos préstamos. Además, recortó las tasas de interés en junio y julio.

El nuevo préstamo neto de los bancos en julio fue de solo 84.895 millones de dólares en comparación con las expectativas de 108.476 millones de dólares, lo que representa una causa potencial de preocupación.

Los préstamos bancarios son el principal mecanismo de creación de crédito en la economía, que está solo en las primeras etapas de la reforma de los mercados de capitales para impulsar las fuentes disponibles de financiamiento corporativo. La baja cifra se suma al temor por la demanda vacilante en los dos mayores clientes extranjeros de China -la Unión Europea y Estados Unidos-.

Excluyendo un descenso de las exportaciones en enero, el aumento de un uno por ciento en julio es el más débil desde noviembre del 2009 y marca un gran retroceso desde un crecimiento anual en junio de más del 11 por ciento.

Los envíos a la Unión Europea disminuyeron más de un 16 por ciento. Las importaciones de julio subieron un 4,7 por ciento respecto al año anterior, su ritmo más débil desde abril, y también muy por debajo de las expectativas de un aumento del 7,2 por ciento.  
REUTERS

Siga bajando para encontrar más contenido