China deja de colaborar con EE. UU contra cibercrímenes

La decisión fue tomada por el Gobierno de Pekín debido a la decisión del Departamento de Justicia de presentar cargos contra 5 militares chinos por presunto espionaje industrial a gran escala.

El fiscal General de EE. UU., Eric Holder (centro) anunció las acusaciones.

REUTERS

El fiscal General de EE. UU., Eric Holder (centro) anunció las acusaciones.

POR:
mayo 19 de 2014 - 11:59 p.m.
2014-05-19

El Gobierno chino anunció ayer que suspende el diálogo con Estados Unidos en seguridad cibernética, en protesta por la decisión del Departamento de Justicia norteamericano de presentar cargos contra cinco militares chinos por presunto espionaje.

“Dada la falta de sinceridad de EE. UU. en resolver asuntos relacionados con la ciberseguridad a través del diálogo y la cooperación, China ha decidido suspender las actividades del Grupo de Trabajo Cibernético Chino-Estadounidense”, anunció en un comunicado el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Qin Gang.

La fuente oficial aseguró que los cargos contra los militares chinos, acusados de espionaje industrial a gran escala, “están basados en falsedades y violan gravemente las normas básicas que gobiernan las relaciones internacionales”.

La decisión tomada por la Justicia estadounidense, añadió el portavoz, “pone en peligro la cooperación entre China y EE. UU., así como la confianza mutua”.

El Gobierno chino informó que ha presentado una protesta formal al estadounidense, en la que le urge a “corregir su error y retirar los cargos”.

Según el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, el espionaje chino buscaba dar ventajas competitivas a empresas estatales chinas con la ayuda de una unidad militar de piratas informáticos con sede en Shanghái (este del país asiático).

Entre las empresas afectadas por el presunto espionaje electrónico industrial están United States Steel, Alcoa, Westinghouse Electric, SolarWorld, Alleghny Tecnologies y el United Steel Workers, el mayor sindicato de empleados de la industria del acero.

El Ministerio de Asuntos Exteriores chino mantuvo que “el Gobierno de China, el Ejército y su personal nunca se han involucrado ni han participado en robos cibernéticos de secretos comerciales”, por lo que las acusaciones “carecen de todo fundamento y son absurdas”.

Al mismo tiempo, denunció que “China es víctima de graves robos cibernéticos estadounidenses, así como de actividades de vigilancia y escuchas”, de las que han salido afectadas instituciones oficiales, empresas, universidades y personas.

PRIMEROS FUNCIONARIOS ACUSADOS DE ESPIONAJE ECONÓMICO

“Es un caso en que alegamos espionaje económico por miembros de las fuerzas armadas chinas, y es la primera vez que se presentan cargos contra agentes de un Estado por este tipo de piratería”, dijo el fiscal General de EE. UU., Eric Holder, al anunciar el caso ante un jurado en Pensilvania. Los cargos fueron presentados contra 5 integrantes de la Unidad 61398 del Ejército Popular de Liberación (nombre del ejército chino), por supuestamente robar, entre el 2006 y el 2014, secretos de empresas estadounidenses del segmento de energía, para beneficiar a compañías estatales chinas.

Los acusados fueron identificados como Wang Dong, Sun Kailiang, Wen Xinyu, Huang Zhenyu y Gu Chunhui. El proceso alega que los 5 “conspiraron para invadir entidades estadounidenses, mantener acceso no autorizado a sus computadoras y robar informaciones que serían útiles para competidores en China, incluyendo empresas estatales”.

EFE
 

Siga bajando para encontrar más contenido