China empieza a acercarse a América Latina

Ayer inició la visita del ‘premier’ Li Keqiang por Brasil y durante la semana estará en Colombia, Perú y Chile.

El ‘premier’ chino, Li Keqiang, buscará estrechar las relaciones económicas y políticas con el continente americano.

Archivo

El ‘premier’ chino, Li Keqiang, buscará estrechar las relaciones económicas y políticas con el continente americano.

Internacional
POR:
mayo 19 de 2015 - 12:16 a.m.
2015-05-19

Li Keqiang, el segundo hombre más poderoso de China, visita Brasil, Colombia, Perú y Chile desde ayer y hasta el 26 de mayo.

El viaje se da en un contexto de ajuste de la economía del gigante asiático y, por consiguiente, de las economías que dependen de su demanda, y ocurre un año después de una gira de Xi Jinping a países de orientación de izquierda y socialista, ligados al Alba. Así que el periplo actual ha sido interpretado como un equilibrio hacia las naciones de economías más liberales. “Los países de la Alianza del Pacífico, que serán visitados en esta ocasión, ofrecen potencialmente mejor comercio e inversión para China”, dijo Matt Ferchen, director del Programa China y el Mundo en Desarrollo para el Centro Carnegie-Tsinghua.

A pesar del “giro Pacífico” y de que Xi Jinping estuvo allí el año pasado, Keqiang no deja pasar la oportunidad para visitar nuevamente Brasil, el socio comercial y diplomático más importante de China en América Latina, con el que tuvo una actividad comercial de 18.940 millones de dólares en el 2014. “Brasil es un socio casi en condiciones de igualdad por las relaciones en múltiples niveles y con intereses mutuos; Perú y Chile son socios estratégicos, tienen TLC bilaterales y un importante intercambio comercial y político, y Colombia es un enigma”, dijo Benjamín Creuzfeldt, profesor asociado del Centro de Estudios Contemporáneos China y Asia Oriental, del Colegio de Estudios Superiores de Administración. “Es el único país de los cuatro visitados que tiene una balanza comercial negativa con China, y comparado con el resto del continente tiene una muy pequeña inversión de nuestro país”, añadió.

No obstante, Xu Shicheng, investigador del Centro de Estudios de América Latina y China, en Pekín, es optimista: “El volumen comercial entre China y Colombia el año pasado fue de 15.500 millones de dólares. Representó un aumento de 40% en comparación con el año anterior. Es mucho más que el aumento del comercio entre China y otros países latinoamericanos. Creo que en el futuro hay mayores posibilidades de tejer relaciones estratégicas con Colombia”. El desarrollo que tomen estas relaciones comerciales se da en el contexto de la desaceleración de la economía del gigante asiático.

CON BRASIL, EL GIGANTE TRATA CASI DE IGUAL A IGUAL

La mayoría de las exportaciones desde Brasil son de grano de soya, petróleo e hierro, un componente esencial del acero que produce China, y que ha sido uno de los motores para su crecimiento económico desde los años 90. “Pero no todo se trata de recursos”, dijo Tong Daochi, ministro asistente de comercio de China, durante una presentación en Pekín sobre la visita de Keqiang.

El comercio e inversión de China en Brasil está mostrando una tendencia de diversificación en las áreas de manufactura y aviación. En efecto, el año pasado, en la visita de Xi Jinping, ambos gobiernos firmaron la venta de 60 aviones fabricados por Embraer.

Santiago Villa
China Files