China empieza a mostrar debilidad económica. ¿Por qué?

La moneda china más barata puede ayudar a las exportaciones, haciéndolas menos costosas en los mercados extranjeros. Los datos económicos de julio muestran desaceleración en la industria. Analistas creen que el gigante asiático crece por debajo del 7 %.

La producción industrial de China creció un 6,0 por ciento interanual en julio, una desaceleración frente al 6,8 por ciento de j

EFE

La producción industrial de China creció un 6,0 por ciento interanual en julio, una desaceleración frente al 6,8 por ciento de j

Internacional
POR:
agosto 12 de 2015 - 12:26 p.m.
2015-08-12

El yuan al contado en China cayó a 6,44 unidades contra el dólar, su menor nivel desde agosto del 2011, después de que el banco central fijó su punto medio diario de referencia en 6,3306, por debajo de la depreciación del martes.

El banco central, que describió la devaluación como una medida excepcional para que el yuan responda mejor a las fuerzas del mercado, trató de tranquilizar a los mercados financieros al decir que no se está embarcando en una depreciación constante.

"Tomando en cuenta la situación económica nacional e internacional, en la actualidad no hay ninguna base para una tendencia de depreciación sostenida del yuan", dijo el Banco Popular de China.

Sin embargo, un operador senior de un banco europeo en Shanghái dijo que la devaluación inesperada había causado "cierto pánico" en los mercados.

"A pesar de que el banco central ofreció explicaciones de nuevo hoy, haciendo hincapié en que el yuan no exhibiría una depreciación sostenida, el mercado está muy nervioso", dijo.

El yuan ha perdido un 3,5 por ciento en China en los últimos dos días, y alrededor de un 4,8 por ciento en los mercados globales.

La devaluación del martes 11 de agosto vino tras una serie de datos económicos débiles y generó sospechas de que China se está embarcando en un declive a más largo plazo del tipo de cambio.

Esta fue la mayor caída del yuan en un día desde 1994.

La semana pasada, datos mostraron una caída de un 8,3 por ciento de las exportaciones en julio, mientras que los precios al productor se encuentran en su cuarto año de deflación.

El Ministerio de Comercio de China reconoció el miércoles que la depreciación tendría un efecto estimulante sobre las exportaciones.

ECONOMÍA DÉBIL

El crecimiento de la producción fabril, de las inversiones y de las ventas minoristas en China fue más débil a lo esperado en julio, lo que añadió presión sobre Pekín para que despliegue más medidas para impedir una desaceleración mayor, un día después de que remeció a los mercados al devaluar al yuan.

Aunque el Banco insistió el miércoles en que no permitirá que el yuan se deprecie demasiado, la devaluación tuvo lugar días después de la publicación de datos que mostraron una fuerte caída de las exportaciones y de los precios al productor, que claramente pesaron sobre los manufactureros chinos el mes pasado.

Casi todos los datos de julio fueron más débiles a lo previsto por los economistas, lo que apunta a un mayor deterioro de la segunda mayor economía del mundo.

Los datos de junio alimentaron esperanzas de que la actividad se estuviera estabilizando después de que las autoridades implementaron la mayor serie de estímulos desde la crisis financiera global.

"Este tipo de datos sólo acentuará el pronóstico negativo que todos tienen sobre la economía", dijo Louis Kuijs, economista de China en Royal Bank of Scotia en Hong Kong.

"Mucha gente esperaba una mejoría y no hay mejoría. Las cosas están empeorando en vez de mejorar. Este tipo de datos hacen realmente difícil alcanzar el (objetivo oficial de) crecimiento de un 7 por ciento este año", agregó.

La producción industrial de China creció un 6,0 por ciento interanual en julio, una desaceleración frente al 6,8 por ciento de junio y un mínimo en tres meses.

El crecimiento de la inversión inmobiliaria se desaceleró a un 4,3 por ciento, el ritmo más débil desde marzo de 2009, pese a un repunte en las ventas de viviendas.

Las ventas minoristas se elevaron un 10,5 por ciento interanual en julio, levemente por debajo de pronósticos de un avance de 10,6 por ciento, que habría igualado la lectura de junio.

El banco central chino ha recortado en reiteradas oportunidades las tasas de interés y el encaje bancario para elevar el crédito y reducir los costos de endeudamiento.

Si las condiciones en China no mejoran pronto, el crecimiento podría caer por debajo de un 6,5 por ciento en el trimestre actual, desde un 7 por ciento en el segundo trimestre, dijeron economistas de ANZ en una nota.

Algunos economistas creen que la economía china está creciendo a sólo la mitad de la tasa oficial, o incluso menos.

Con información de agencias