China logra apoyo en la APEC para zona de libre comercio

El anfitrión de la cumbre de la APEC, el presidente Xi Jinping, consiguió que los demás mandatarios de las 21 economías que hacen parte del foro apoyaran la creación de una zona de libre comercio en la región Asia Pacífico. Aquí algunos avances de la reunión.

Una vista del evento en la capital asiática.<TB>

Archivo particular

Una vista del evento en la capital asiática.

Internacional
POR:
noviembre 11 de 2014 - 02:14 a.m.
2014-11-11

El presidente chino Xi Jinping consiguió este martes que sus socios de la APEC le dieran su apoyo para iniciar una “hoja de ruta” con miras a crear una zona de libre comercio en la región Asia Pacífico (FTAAP).

“Hemos aprobado la hoja de ruta para que la APEC promueva y lleve a cabo la FTAAP”, dijo Xi al término de dos días de cumbre en Pekín que ha reunido a los mandatarios de las 21 economías del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) y que juntas responden por el 44 por ciento del comercio mundial.

Esta decisión “simboliza el lanzamiento oficial del proceso”, dijo Xi, que se había empeñado en lanzar este proceso al haberse quedado fuera de las negociaciones de la Alianza Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), lideradas por Estados Unidos y en el que participan solo 12 de los 21 miembros de la APEC.

Xi instó a sus socios a “hacer avanzar con determinación el FTAAP, definiendo claramente los objetivos, la dirección y la hoja de ruta y convertir el deseo en realidad lo antes posible”, dijo.

Muchos ven en este empeño de China de ampliar el área de libre comercio un interés por diluir la influencia de Estados Unidos en una región en la que Pekín cada vez sobresale con más fuerza desde su atalaya de segunda economía mundial y su posición de banquero del mundo.

El anfitrión de la cumbre ha echado el resto para demostrar el poderío del régimen comunista-capitalista chino con una puesta en escena cinematográfica, la construcción de edificios y hoteles para la ocasión, tratando de sobrevolar por los múltiples diferendos territoriales que empañan las relaciones con algunos de sus vecinos para que el encuentro fuera un éxito.

Armados con una pala, la nota simpática la han proporcionado este martes los mandatarios plantando 21 árboles en las afueras del flamante centro de convenciones en la ribera del lago Yanqi, en el norte de Pekín.

ROMPEN EL HIELO  

El Foro de la APEC ha propiciado a lo largo de dos días encuentros impensables.
Los mandatarios Barack Obama de Estados Unidos, y ruso, Vladimir Putin, han tenido ocasión de hablar en cuatro veces, tres de ellas este martes, para abordar asuntos como Ucrania, Siria e Irán.

Las relaciones entre Washington y Moscú pasan por el peor momento desde la Guerra Fría, tras la anexión de Crimea por la Rusia de Putin a principios de año y por el papel que juega en el conflicto separatista en el este de Ucrania, que amenaza con convertirse en una guerra total.

También han roto el hielo el presidente chino y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, que tildó de “lamentable” que “durante mucho tiempo” (tres años) no haya habido ningún encuentro bilateral entre los dos principales economías de Asia que han entrado en una escalada peligrosa por rencillas históricas y un diferendo territorial.

Sin embargo, los dos dirigentes no han escondido su frialdad en las ocasiones en que han tenido que estrecharse la mano en la cumbre.

Obama se iba a reunir tras la cumbre con su homólogo chino, con el que las relaciones no pasan por su mejor momento por problemas de espionaje cibernético y tensiones comerciales, antes de viajar a Birmania y después a Australia.

Ello no ha sido óbice para que la Casa Blanca anunciara un acuerdo con China para eliminar aranceles a productos como GPS, equipos médicos, consolas de videojuegos, programas para computadoras y semiconductores de la próxima generación, que podría acelerar las negociaciones destinadas a ampliar el Acuerdo sobre las Tecnologías de la Información (ATI) alcanzado hace 17 años en la Organización Mundial del Comercio (OMC).

INVERSIONES  

Todos, sin excepción, tienen los ojos puestos en el ingente mercado chino, de más de 1.300 millones de consumidores, y en su capacidad de inversión.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet recordó que Chile y China pueden avanzar “infinitamente más en todo lo relativo a inversión china” en el país sudamericano.

Las 21 economías de la APEC cuentan con el 40 por ciento de la población mundial, responden por más de la mitad del Producto Interno Bruto (PIB) y casi la mitad del comercio del planeta.

Los tres representantes latinoamericanos del foro, la chilena Bachelet, el mexicano Enrique Peña Nieto, y el peruano Ollanta Humala, aprovecharán su viaje a Pekín para realizar una visita bilateral que les llevará a reunirse con Xi.

También ha permitido ver cómo se van consolidando los nuevos lazos geopolíticos, en particular entre China y Rusia, que han aprovechado para ahondar su cooperación firmando nuevos acuerdos en materia gasista.

AFP