China motiva fuertes pérdidas en Wall Street

La bolsa de Nueva York, al igual que el resto de los mercados bursátiles globales, tuvo un fuerte retroceso, en medio de nuevos temores sobre la evolución de la economía del gigante asiático.

Los mercados internacionales están viendo a la región con mayor cautela.

AFP

Los mercados internacionales están viendo a la región con mayor cautela.

Internacional
POR:
septiembre 01 de 2015 - 02:28 p.m.
2015-09-01

El Dow Jones de Industriales, el principal indicador de Wall Street, cayó al cierre el 2,84 % o 469,68 puntos, quedando ligeramente por encima de los 16.000 puntos (16,058,35), en una sesión que desde el comienzo apostaba por las ventas.

El selectivo S&P 500, el indicador preferido por muchos inversores porque tiene una gama más amplia de títulos, tuvo un descenso algo mayor, del 2,96 %, hasta las 1.913,85 unidades.

El índice compuesto del mercado Nasdaq, por su parte, bajó un 2,94 %, hasta los 4.636,10 enteros.

El retroceso bursátil comenzó desde la apertura, como reacción al anuncio sobre una contracción en la actividad industrial registrada en agosto pasado en China.

La Oficina Nacional de Estadísticas de China informó de que la actividad manufacturera retrocedió en agosto hasta entrar en contracción, según el índice gerente de compras (PMI) industrial, aumentando el pesimismo de los inversores.

Ese índice se situó en 49,7 puntos, la cifra más baja desde agosto de 2012. La Oficina Nacional de Estadísticas de China atribuyó el descenso a que la economía china afronta una "prolongada presión descendente".

A pesar de que el descenso en Wall Street estuvo ligado a la economía china, el retroceso fue mayor que el registrado en la Bolsa de Shanghái, el principal mercado bursátil chino, que terminó este martes con una bajada del 1,23 %.

Pero sí tuvo un reflejo más pronunciado en los mercados europeos: el DAX 30 alemán bajó un 2,38 %, el FTSE 100 británico cedió un 3,03 %, el CAC 40 francés bajó un 2,40 % y el IBEX español se dejó un 2,59 %.

El impacto se notó a pesar de que los analistas siguen diciendo que, en el caso de EE.UU., el grado de exposición de sus empresas por las angustias económicas de China es bajo, y las señales que está generando la economía estadounidense son positivas.

"China tiene sus problemas, pero no es un gran elemento determinante de las ganancias de las empresas estadounidenses", dijo a la cadena financiera CNBC el jefe de estrategia global de la firma JM Morgan Funds, David Kelly.

Aun así, otros analistas dejaron claro que un retroceso tan fuerte en Wall Street por el efecto chino indica que algo está mal.

"Bajo circunstancias normales puede que nuestro mercado no tendría que haber sido tan volátil ni haber tomado la información de una forma tan grave, pero esto nos demuestra que todavía está frágil", afirmó Johathan Corpina, directivo de la firma inversora Meridian.

OTROS MERCADOS

Las repercusiones de la mala noticia de China no solo afectaron al mercado bursátil, sino que además generaron una fuerte caída en el precio del crudo de referencia en Estados Unidos, el WTI, que perdió un 7,7 %, hasta los 45,41 dólares el barril.

Este retroceso en los precios del WTI se reflejó en los títulos de las principales petroleras: Exxon Mobil terminó con una caída del 4,20 % y Chevron perdió el 3,46 %.

Ambas firmas son las únicas petroleras que integran el Dow Jones de Industriales. En cambio, y como suele ocurrir en épocas de gran volatilidad, el oro se convirtió en refugio para inversores, y al cierre de Wall Street se estaba anotando una ganancia del 0,62 %, hasta los 1.139,5 dólares la onza.

EFE