China paga para que visiten zona de atentados terroristas

Las autoridades ofrecen a cada personas que viaje a la región de Xinjiang, escenario de recientes ataques, 500 yuanes (80 dólares, 58 euros) para intentar incentivar las visitas.

China es uno de los principales destinos turísticos del mundo.

AFP

China es uno de los principales destinos turísticos del mundo.

POR:
mayo 28 de 2014 - 02:37 p.m.
2014-05-28

Así lo anunció el miércoles el gobierno provincial, en un cuestionable esfuerzo de combatir la caída del turismo y los negocios en la lejana región noroccidental china tras la incidencia de ataques, según informan  medios locales como la cadena de televisión CCTV o China Radio Internacional (CRI).

"El número de turistas ha caído hasta el 40 por ciento, en comparación con el pasado año, desde el incidente de marzo", aseguró este miércoles a CRI el responsable del turismo de la región, Inam Nesirdi, para defender su propuesta.

En marzo, miembros de fuerzas separatistas de Xinjiang, según el Gobierno, asaltaron una estación de tren de Kunming (Yunnan, sur) y mataron a cuchilladas a 33 personas.

Desde entonces ha habido dos ataques en Urumqi (capital de Xinjiang). El primero el 30 de abril, cuando tres personas murieron y 79 resultan heridas en un ataque con explosivos y armas blancas ocurrido en una estación de tren de la ciudad, y el más reciente el pasado jueves, en un mercado de esa misma urbe.

Entonces, 39 personas murieron y 94 resultaron heridas cuando dos vehículos arrollaron a la multitud que compraba en un mercado de Urumqi (noroeste) y posteriormente explotaron, un ataque terrorista cometido por fuerzas extremistas religiosas, según las autoridades.

Por otro lado, Nesirdi también animó a los oriundos de Xinjiang que quieran visitar los países vecinos, al prometer que los trámites de visado serán más ágiles, después de mantener durante largo tiempo la puerta prácticamente cerrada a los turistas domésticos.

"Las nubes no pueden tapar el sol. Algunos terroristas aislados no pueden representar a todo un grupo étnico", dijo Nesirdi a la radio.

La vasta región autónoma atrae normalmente a un buen número de viajeros extranjeros gracias a sus numerosos enclaves turísticos (más de 1.100, por encima de cualquier otra zona de China), lo que el año pasado le permitió crear 1,5 millones de puestos de trabajo relacionados con este sector, apunta la agencia oficial Xinhua.

No obstante, mientras las autoridades persuaden con ofertas a turistas, emprenden en la región una campaña antiterror poco tranquilizadora para los potenciales visitantes.

El miércoles, más de medio centenar de personas fueron juzgadas en un estadio deportivo de la ciudad de Yining, en la prefectura de Yili de Xinjiang, por delitos como "terrorismo violento", en presencia de cerca de 7.000 asistentes, según publica el South China Morning Post.

La región autónoma de Xinjiang es, junto al Tíbet, uno de los puntos calientes de China tras décadas de conflicto entre los uigures, de religión musulmana y emparentados con pueblos de Asia Central, y los han.

Si bien el Gobierno chino suele responsabilizar de los conflictos a grupos terroristas que vincula con fuerzas externas como Al Qaeda, los grupos uigures en el exilio acusan a Pekín de usar el terrorismo como excusa para reprimir su religión y cultura.
EFE

Siga bajando para encontrar más contenido