Se "cierra un capítulo de la triste" sobredeuda argentina

El gobierno del país austral resaltó este jueves que el acuerdo alcanzado con el Club de París para saldar una deuda de 9.700 millones de dólares.

La presidenta Kirchner, que llegó al poder en 2007, anunció en 2008 su intención de pagar la deuda acumulada desde 2001.

EFE

La presidenta Kirchner, que llegó al poder en 2007, anunció en 2008 su intención de pagar la deuda acumulada desde 2001.

POR:
mayo 29 de 2014 - 02:46 p.m.
2014-05-29

El Jefe de Gabinete del gobierno de la presidenta Cristina Kirchner, Jorge Capitanich, confirmó que se pagará la deuda a cinco años, extendible a siete, con una tasa del 3%, y un pago inicial de 650 millones de dólares en julio.

El Ministerio de Economía y Finanzas consideró en un comunicado que con este pacto "Argentina cierra un capítulo más de la triste historia del sobreendeudamiento que condujo, inevitablemente, al default".

"El esquema de pagos acordado reduce sensiblemente el costo financiero de esta deuda impaga, que actualmente acumula intereses y punitorios a una tasa promedio cercana al 7%", agregó.

El Palacio de Hacienda argentino destacó que el acuerdo "garantiza la sustentabilidad de los pagos de los compromisos financieros como un todo, es compatible con el perfil de vencimientos que tiene el país en el futuro y no implica condicionalidad alguna para llevar adelante sus políticas económicas". "El acuerdo constituye un paso importante para promover la inversión en Argentina", apuntó.

Según Capitanich, la negociación "ha sido ardua, difícil", y precisó que el Fondo Monetario Internacional (FMI) "no formó parte de las condicionalidades".

Tras recordar que parte de la deuda con el Club de París se originó "antes del año 1983, se consolidó en 1985 y se incorporó al presupuesto público en 1986", Capitanich recalcó que hasta ahora Argentina "ha tenido un cumplimiento muy positivo" del pago de sus deudas.

"Desde el 25 de mayo de 2003 se han pagado regularmente las deudas" que contrajo el país con los organismos internacionales. Argentina estuvo representada en las negociaciones por el ministro de Economía, Axel Kiciloff, uno de los pilares del gobierno de centroizquierda de Buenos Aires.

El Ejecutivo de la presidenta Kirchner, que llegó al poder en 2007, anunció en 2008 su intención de pagar la deuda acumulada desde 2001, cuando el país se declaró insolvente.

En los últimos diez años, tras haber renegociado un pasivo de cerca de 100.000 millones de dólares y haber obtenido reducciones de cerca del 70% por parte de sus acreedores, Argentina logró pagar el 93% de su deuda.

Pero varios fondos especulativos estadounidenses, denunciados en Argentina como "fondos buitres", llevaron al gobierno argentino ante los tribunales porque rechazan la reestructuración.

Está previsto que la Corte Suprema de Estados Unidos se pronuncie sobre los lamados "fondos buitres" el próximo 12 de junio.

AFP
 

Siga bajando para encontrar más contenido