En cita de Davos examinarán nuevo entorno internacional

El Foro Económico Mundial (FEM) inicia su cumbre 45º entre el miércoles 21 y jueves 22 de enero en la localidad alpina suiza. Se espera a más de 300 dirigentes de todo el mundo.

Klaus Schwab

EFE

Klaus Schwab

Internacional
POR:
enero 18 de 2015 - 09:09 p.m.
2015-01-18

El nuevo contexto global a la luz de los conflictos en el Medio Oriente y la situación económica internacional, bajo el escenario del derrumbe de precios petroleros, serán puntos centrales de la agenda del Foro Económico Mundial (FEM) que se inicia este miércoles 21 de enero en la localidad alpina suiza de Davos.

Se espera que más de 300 dirigentes de todo el mundo asistan a la 45º versión del Foro, que se da en un momento de paranoia general en Europa, tras los hechos terroristas de París de hace dos semanas. Los organizadores aseguran que no se ha modificado el programa de encuentros, pero se hablará de estos temas y “estarán representadas todas las regiones en crisis en el mundo”.

El fundador del Foro, el profesor Klaus Schwab, dijo la semana pasada que el mundo está ante una encrucijada “entre un mundo de desintegración, odio, fundamentalismo y otro de solidaridad y cooperación”. Schwab mencionó las muertes en París y las marchas de repudio como ejemplos de “un año de destino para la humanidad”.

Entre los participantes a la cumbre de Davos destaca la jefa del gobierno alemán, Ángela Merkel, el presidente francés, François Hollande, el primer ministro italiano, Massimo Renzi, el primer ministro chino, Li Keqiang y el secretario de Estado estadounidense, John Kerry.

También participarán representantes del mundo político, económico, universitario y de la sociedad civil procedentes de más de 140 países.

Schwab dijo que el mundo se encuentra en la actualidad “en una situación crítica en el cruce de caminos”. A su juicio, “dos caminos se abren ante nosotros, el de la desintegración, el odio y el fundamentalismo, y el de la solidaridad”. Para el fundador del FEM, este foro debe facilitar la búsqueda de “nuevas soluciones” para restablecer la “confianza y la estabilidad” económica, pero también política en tanto que “plataforma de cooperación” entre representantes políticos y de la sociedad civil.

Entre los asistentes, figuran también el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, el peruano, Ollanta Humala, y el panameño, Juan Carlos Varela, así como una nutrida delegación de ministros de países como Brasil o México. Más de una decena de representantes de comunidades religiosas estarán también en Davos, transformado en un bunker de alta seguridad por las fuerzas policiales y el ejército suizo.

Los presidentes de los bancos centrales de Brasil, México, Reino Unido, Japón, Canadá y Suiza acudirán, al igual que la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

Entre los ejecutivos que asistirán hay presidentes de bancos, empresas de energía y compañías industriales, así como el exgerente del fondo Pimco, Bill Gross, y el presidente ejecutivo de Google Inc, Eric Schmidt.

El fundador del Foro, de 76 años, señaló que los conflictos en curso en todo el mundo “necesitan más que nunca ser considerados por los participantes en la cumbre”.

Subrayó la necesidad de comprender más a fondo la situación de las zonas de conflicto y “reconsiderar los esfuerzos que hacemos para cumplir con los nuevos retos que requieren una estrecha cooperación entre el sector público y privado”.

“Vamos a mirar a la crisis, pero vamos a proyectar hacia el futuro”, dijo el presidente del FEM, quien aún confía en la capacidad de las generaciones más jóvenes para “mejorar el estado del mundo”, tal como sugiere el eslogan del Foro Económico Mundial.

Resumen agencias