En esta ciudad pagarán mínimo a 15 dólares la hora

Andrew Coumo, gobernador del estado, logró la aprobación de la medida en restaurantes de comidas rápidas que reconocían 8,75 dólares.

La ley se aplicará a cadenas con más de 30 restaurantes.

Archivo particular

La ley se aplicará a cadenas con más de 30 restaurantes.

Internacional
POR:
julio 24 de 2015 - 11:57 p.m.
2015-07-24

Los empleados de cadenas de comida rápida del estado de Nueva York alcanzarán progresivamente un mínimo de 15 dólares por hora, después de una decisión adoptada el miércoles por autoridades estatales, tras dos años de movilización.

Un comité de tres personalidades integrado por el gobernador Andrew Cuomo recomendó aumentar de 8,75 a 15 dólares el salario mínimo por hora, es decir un alza del 71,4%, en los restaurantes de comida rápida en el estado de Nueva York (nordeste).

Cuomo se congratuló declarando que “es un gran día2, durante una conferencia de prensa con los líderes del movimiento sindical. Esta revalorización salarial se pondrá en práctica progresivamente en el estado. Las cadenas de comida rápida que operen en la ciudad de Nueva York deberán aplicarla de acá a 2018. Las otras localidades del estado tendrán hasta 2021. Este aumento salarial es reclamado hace dos años por movilizaciones masivas de empleados en todo el país.

“Tendremos un salario mínimo de 15 dólares antes que cualquier otro Estado”, afirmó Eric Schneiderman, ministro de Justicia del Estado de Nueva York. Aunque ningún estado del país ha impuesto un salario mínimo de 15 dólares la hora, varias ciudades y organizaciones sindicales se han trazado objetivos similares. Así lo constató el vicepresidente Joe Biden quién propuso un salario mínimo nacional de 12 dólares. Es importante recordar que desde el 2009, el salario mínimo a nivel federal ha sido de 7.25 dólares la hora sin ajustarse a la inflación. La iniciativa obedece a las manifestaciones nacionales de los trabajadores de McDonald’s y otros restaurantes pidiendo un salario mínimo de 15 dólares, y aunque se ha propuesto en varias ocasiones, la mayoría republicana en el Senado ha impedido que la legislación sea aprobada.

Nueva York gasta 700 millones de dólares en asistencia pública para los trabajadores de restaurantes de comidas rápidas, más que cualquier otro Estado.

En un discurso, el gobernador Coumo dijo que la medida va a tener implicaciones nacionales dado que “cuando Nueva York actúa, el resto de los estados lo siguen”. De hecho, ciudades como San Francisco, Seattle y Los Ángeles han incrementado recientemente el salario mínimo como parte de un movimiento nacional que responde al llamado del presidente Obama para incentivar las ciudades a hacer contrapeso al encadenamiento burocrático de Washington y la oposición republicana.

¿MEJORES SALARIOS AUMENTARÍAN EL DESEMPLEO?

Melissa Fleischut, directora de la Asociación de Restaurantes de Nueva York, se opuso a la medida al calificarla de injusta y extrema. “Los negocios se van a ver forzados, dada la reducción en sus márgenes de ganancia, a tener que reducir el número de empleados y contratar personal por menos tiempo”. A este llamado se sumó el director ejecutivo de Dunkin’ Donuts, Nigel Travis, quien afirmó que la ley va a terminar perjudicando más a los trabajadores. En este debate, vale la pena releer el ensayo de David Card et al. sobre el efecto del incremento de los salarios en restaurantes sobre el desempleo.

Agencias