Colombia dice que no hay reuniones previstas con Venezuela para reabrir la frontera

Gobernador de Tachira afirmó que pronto habría una reunión con el gobierno colombiano para llegar a un acuerdo. Canciller lo desmintió.

Venezuela prorroga el estado de excepción en la frontera

Casi un año lleva cerrada la frontera, por orden del presidente Maduro. 

Internacional
POR:
efe
mayo 04 de 2016 - 11:15 p.m.
2016-05-04

El Gobierno colombiano aseguró este miércoles que no hay reuniones previstas con Venezuela para evaluar la reapertura de la frontera entre ambos países, cerrada hace casi un año por decisión del presidente de ese país, Nicolás Maduro.

“No hay reuniones concertadas con Venezuela para normalización de pasos fronterizos”, señaló la cancillería colombiana en su cuenta de Twitter.

Horas antes, el gobernador del fronterizo estado Táchira, José Gregorio Vielma, dijo que las autoridades de Colombia y Venezuela se reunirán próximamente para evaluar reabrir el paso de la frontera.

La cancillería colombiana, en otro mensaje de Twitter, señaló que lo que sí está sobre la mesa es una agenda y que lo que se espera de Venezuela es una voluntad para trabajar mancomunadamente.

“Colombia no ha cerrado sus fronteras; trabaja para hacerlas más seguras, más modernas y con desarrollo para sus habitantes”, añadió la cancillería colombiana.

Según el gobernador Vielma, una comisión binacional de Colombia y Venezuela se reunirá a mediados de este mes de mayo “para tratar solo el punto de la reapertura del paso fronterizo por los puentes internacionales “Simón Bolívar” de San Antonio y “Francisco de Paula Santander de Ureña”.

Vielma agregó que el próximo 19 de mayo “estarán en Cúcuta una representación de senadores y diputados colombianos para hablar sobre la reapertura de la frontera”.

Subrayó el hecho de que, según dijo, la iniciativa de esta reunión es de Venezuela y no de
Colombia.

La frontera comenzó a cerrarse el pasado 19 de agosto, cuando el presidente Maduro ordenó la clausura del paso entre Norte de Santander (Colombia) y Táchira (Venezuela), el principal entre ambos países, y luego extendió la medida al resto de la zona limítrofe argumentando que con esas medidas combatía el paramilitarismo y el contrabando, especialmente de gasolina.

En varias oportunidades Maduro ha dicho que con el cierre de frontera, el país se ha ahorrado “millones de dólares por extracción de combustible” hacia el país vecino, una de los negocios más rentables debido a la diferencia de precios entre Venezuela, con la gasolina más barata del mundo, y Colombia.