Con nueva Constitución, Venezuela nacionalizaría industria petrolera

Funcionarios del gobierno han dicho que se reescribiría el articulo 303 que permite participaciones minoritarias de las compañías extranjeras.

La producción de petróleo en 2012, según Pdvsa, era de 2,91 millones de barriles diarios. En 2014, según la Opep, es de 2,68 mil

Archivo Portafolio.co

Internacional
POR:
Bloomberg
julio 06 de 2017 - 02:38 p.m.
2017-07-06

Empresas conjuntas que representan alrededor de 40 por ciento de la producción de petróleo de Venezuela están siendo cuestionadas por el hombre que asesora al presidente Nicolás Maduro en reescribir la Constitución.

"Vamos a redactarlo así", dijo Hermann Escarra, un abogado constitucional que participó de la elaboración de la actual Constitución del país y que hoy asesora a Maduro en sus intentos de reescribirla.

Sus comentarios en referencia al articulo 303 de la Constitución que permite la propiedad privada de algunos recursos petrolíferos a través de participaciones minoritarias en empresas conjuntas con Petróleos de Venezuela SA formaron parte de un discurso que dio el 4 de julio a trabajadores de la petrolera estatal y que fue recibido con sonoros aplausos.

Escarra leyó una propuesta para editar el artículo que obligaría al Estado a ser propietario de 100 por ciento de los activos de PDVSA, incluyendo cualquier afiliada o asociación creada en el pasado o a ser creada en el futuro. Un funcionario de PDVSA se rehusó a comentar cuando se le preguntó sobre el discurso y su significado.

Las tensiones y la incertidumbre están aumentando en Venezuela conforme Maduro avanza con sus planes de una nueva Constitución, con una elección para seleccionar delegados para la asamblea constituyente programada para el 30 de julio. La oposición ha dicho que no participará en lo que llama un proceso ilegitimo.

Los críticos están preocupados porque la medida podría ayudar a Maduro a consolidar el poder y empujar al país, ya famoso por confiscar activos de grandes petroleras en 2007, al modelo cubano de autoritarismo.

Escarra pasó las últimas semanas dando discursos en favor del proceso constituyente en ministerios del gobierno y también es un firme defensor de la Corte Suprema del país, que busca restringir los poderes de la Asamblea Nacional controlada por la oposición.

La nacionalización de Hugo Chávez, el fallecido presidente que precedió y moldeó a Maduro, obligó en 2007 a las petroleras extranjeras que operaban en Venezuela, entre ellas Chevron Corp., Repsol SA y Statoil ASA, a transferir activos a empresas conjuntas controlados por PDVSA.

Exxon Mobil Corp. y ConocoPhillips se negaron e iniciaron largos procesos de arbitraje contra el gobierno después de que sus activos fueron nacionalizados. La producción de petróleo del país ha disminuido desde entonces, a medida que forjó lazos petroleros más sólidos con China y Rusia.

"Sería realmente un suicidio", dijo Francisco Monaldi, investigador de política energética latinoamericana en el Instituto Baker de Políticas Públicas de la Universidad de Rice, agregando que otros dos candidatos a delegados han dicho cosas similares en las últimas semanas.

"Tendría un costo gigantesco, ya que la producción de PDVSA ha caído mucho y la mitad de la producción del país corresponde a las asociaciones estratégicas con empresas extranjeras".