Confianza del consumidor en EE. UU. cae

Las preocupaciones sobre el aumento de las tasas de referencia y la caída del precio de las acciones golpearon a los compradores a comienzos de julio.

Confianza del consumidor en EE. UU. cae

AFP

Confianza del consumidor en EE. UU. cae

POR:
julio 12 de 2013 - 04:24 p.m.
2013-07-12

Otro dato divulgado este viernes mostró un sostenido incremento en los precios mayoristas que podría hacer que la Reserva Federal se sienta más cómoda para reducir sus estímulos monetarios. La lectura preliminar el índice general de confianza del consumidor de Thomson Reuters/Universidad de Michigan bajó a 83,9 desde 84,1 en la lectura final de junio, y también fue menor al pronóstico de los analistas de 85.

La baja tiene lugar tras una serie de señales de la Fed respecto a que se acerca a poner fin a un programa de compras de bonos, que provocaron una ola de ventas en acciones en junio, así como un alza de las tasas de interés para hipotecas.

"Con el aumento de tasas hipotecarias y volatilidad en el mercado de acciones, la confianza retrocedió un poco", dijo Mark Vitner, economista de Wells Fargo Securities en Charlotte, Carolina del Norte. El declive fue más pronunciado entre consumidores con mayores ingresos a los que les preocupa el alza de las tasas de interés. Algunas de esas preocupaciones podrían ser señales positivas para el crecimiento económico.

Uno de cada cinco hogares con ingresos en el tercio superior dijo que era mejor tomar prestado ahora antes de que las tasas hipotecarias suban aún más. Y aunque los consumidores están preocupados sobre el futuro, están mucho más optimistas sobre el presente.

El barómetro sobre las condiciones económicas actuales subió a su mayor nivel desde julio del 2007. Las acciones estadounidenses frenaron sus ganancias tras la divulgación del dato sobre confianza del consumidor, aunque no registraban mayores cambios respecto a la víspera. Los precios del los bonos del Tesoro, en tanto, mantenían el avance anotado más temprano. Otro informe mostró que los precios al productor en Estados Unidos subieron más a lo esperado en junio, lo que apunta a un aparente incremento en las presiones inflacionarias.

El Departamento del Trabajo dijo que su índice de precios al productor desestacionalizado aumentó un 0,8 por ciento el mes pasado, el mayor avance desde septiembre del 2012.

Se esperaba que los precios recibidos a las puertas de las granjas, fábricas y refinerías estadounidenses hubieran subido un 0,5 por ciento en junio, según el pronóstico de economistas consultados en un sondeo de Reuters.

Aunque recortes al presupuesto federal y mayores impuestos parecieron desacelerar agudamente el crecimiento económico de Estados Unidos en el período entre abril y junio, el ritmo de contrataciones se ha mantenido a niveles relativamente robustos y la mayoría de los economistas esperan que el crecimiento repunte este año. El dato envía una señal tranquilizadora de que la demanda aún es lo suficientemente fuerte como para impulsar los precios.

INFLACION MAYORISTA SUBYACENTE

En tanto, los llamados precios al productor subyacentes, que excluyen los volátiles costos de la energía y de los alimentos, subieron un 0,2 por ciento el mes pasado, impulsados por un incremento del 0,8 por ciento en el precio de los vehículos de pasajeros. Los economistas proyectaban que los precios al productor subyacentes subieran un 0,1 por ciento. La lectura de 12 meses hasta junio para la inflación subyacente a nivel mayorista subió a un 1,7 por ciento, igualando el alza registrada en mayo.

Eso podría ser bueno para la economía porque el aumento de la inflación subyacente podría ser una señal de un aumento de la demanda del consumidor. Eso, a su vez, podría llevar a que la Fed se sienta más confiada en su visión de que la economía estadounidense se fortalece lo bastante rápido como para que el banco central comience a reducir su programa de compras de bonos a fines de año. "Si hay algún momento en que queremos ver una mayor inflación, este es uno de ellos", comentó Carl Tannenbaum, economista jefe de Northern Trust en Chicago.

La inflación ha sido preocupantemente baja en los últimos meses y algunos consejeros de la Fed argumentan que el programa de compras de bonos debería continuar a toda marcha hasta que la inflación se fortalezca.

REUTERS

Siga bajando para encontrar más contenido