Constituyente en Venezuela sería el paso final a la dictadura

Maduro ya ha menoscabado la democracia al no permitir el referéndum revocatorio el año pasado, el cual la oposición convocó guardando normas legales. 

Venezuela-barricadas

Una barricada armada por la oposición en las calles de Caracas para protestar contra la Asamblea Constituyente de Nicolás Maduro. 

AFP

POR:
Bloomberg
julio 29 de 2017 - 03:54 p.m.
2017-07-29

Fiel a su amenaza, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, procederá con una elección este 30 de julio que iniciará el proceso de convocatoria de una Asamblea Constituyente para considerar modificar la constitución del país.

Sus adversarios se oponen a la medida por considerarla un intento de toma de poder ilegal, y predicen que Maduro llenará la asamblea con sus partidarios y acercará al país a una dictadura.

Lea: (Todos los venezolanos reclaman el legado de Bolívar).

La oposición internacional está creciendo. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió que tomará "acciones económicas fuertes y rápidas" si Maduro continúa con sus planes. El jefe de la Organización de Estados Americanos ha pedido nuevas elecciones presidenciales y varios jefes de Estados se han ofrecido como mediadores.

1. ¿Cómo se espera que esto funcione?

A menos que Maduro retire la propuesta en el último minuto -ya sea por presión desde dentro de su propio partido y el Ejército o un acuerdo con la oposición- los votantes deberán elegir a 545 delegados que formarán la Asamblea Constituyente y escribirán una nueva constitución. Pero lo que no está en la boleta es tan importante como lo que está. A los votantes no se les pregunta si quieren la asamblea, que según las encuestas, solo el 20 por ciento de los venezolanos apoya. Dado que la oposición ha llamado a boicotear el proceso, todos los nombres en la boleta serían partidarios de Maduro, y solo unos 25 de ellos son políticos conocidos. Si la votación se realiza, el gobierno no puede perder.

Lea: (Desafío máximo a Maduro: la oposición venezolana sigue en las calles).

2. ¿Qué es lo que quiere cambiar Maduro en la Constitución?

Desde que anunció el plan para convocar "la constituyente" en mayo, Maduro ha sido vago sobre lo que quiere lograr o por qué el país la necesita, aparte de decir que será un "gran dialogo", un "encuentro" y una oportunidad para que los venezolanos "vivan en paz y pongan fin a la violencia". También ha dicho que la oposición será derrotada de una vez por todas. A solo tres días de la votación, Maduro pidió a la oposición que abra un nuevo dialogo, pero es poco probable que sus adversarios sigan adelante: ofertas pasadas de entablar conversaciones terminaron con el gobierno negándose a hacer concesiones.

Las autoridades financieras y del petróleo, entretanto, han insinuado que quieren utilizar el proceso para aumentar el ya significativo rol del Estado en la economía del país. Lo único cierto es que, una vez convocada, Venezuela despertara a un país diferente, y nadie sabe realmente lo que viene a continuación.

Lea: (Las torturas a manifestantes presos en Venezuela).

3. ¿Significa que Venezuela pronto podría ser una dictadura?

La constituyente sin duda representaría una escalada de los recientes pasos en esa dirección. Una vez convocada, presidirá todas las demás ramas del gobierno, y por si sola podrá determinar cuánto tiempo debe permanecer en el poder. Los analistas esperan que Maduro use rápidamente el órgano para forzar la salida de Luisa Ortega Diaz, la fiscal general que ha surgido como su más férrea critica dentro del partido socialista gobernante. Los críticos también temen que la nueva asamblea pueda demorar las elecciones regionales y presidenciales programadas que la mayoría de las encuestas muestran que el gobierno no podrá ganar.

Lea: (Más de medio millón de venezolanos piden tarjeta fronteriza).

4. ¿Cómo Venezuela se ha alejado del régimen democrático?

Los críticos de Maduro dicen que la primera ruptura importante con la democracia de Venezuela ocurrió el año pasado cuando la autoridad electoral y los tribunales locales paralizaron un referéndum revocatorio sobre su gobierno, incluso después de que la oposición siguiera las reglas establecidas en la constitución actual. Los continuos ataques contra los poderes de la Asamblea Nacional controlada por la oposición por la Corte Suprema, que respalda a Maduro, también han hecho que muchos cuestionen el estatus de Venezuela como democracia. Otras señales autoritarias: más de 3.000 personas han sido arrestadas desde marzo de 2017 y más de 100 manifestantes han muerto en enfrentamientos con las fuerzas progubernamentales durante los últimos cuatro meses. Sin embargo, la constituyente representaría una escalada. Una vez convocada, presidirá todas las demás ramas del gobierno.

5. ¿Qué es una asamblea constituyente?

Es una convención constitucional convocada por el presidente y compuesta por delegados electos. Tiene el poder no solo de revisar la constitución sino de escribir una nueva, o de disolver o reemplazar las ramas del gobierno. La última asamblea fue convocada en 1999, cuando el ex presidente Hugo Chávez supervisó la elaboración de la actual Constitución, reemplazando una escrita en 1961.

6. ¿Maduro conseguirá su objetivo?

No ha mostrado signos de retroceder, a pesar de que enfrentará una creciente presión internacional y una escalada de protestas callejeras si prosigue. Después de que Estados Unidos sancionó a 13 miembros de su círculo íntimo el 27 de julio, Maduro los honró en un discurso nacional televisado presentándolos con espadas. Dijo que la votación continuaría y la graficó como una lucha entre "soberanía y colonización". Con Estados Unidos que promete más medidas y la oposición que sigue en las calles, las perspectivas para Maduro son precarias si convoca la asamblea.

7. ¿Qué podría pasar con el petróleo de Venezuela?

Estados Unidos ha considerado amplias sanciones a las importaciones de petróleo que podrían afectar las exportaciones del país si Maduro convoca la asamblea. Es una herramienta poderosa que podría acercar aún más al país a un desastre. Estados Unidos es el mercado más grande de Venezuela, y el petróleo representa el 95 por ciento de sus ingresos de divisas. Si bien Maduro podría redirigir el petróleo a otros mercados en Asia, tendría que aceptar un fuerte descuento y los costos de transporte serian más altos. Cualquier interrupción en el flujo de divisas del país intensificaría inmediatamente los temores de un default de la deuda externa del país, que enfrenta pagos de alrededor de 5.000 millones de dólares este año. 

Siga bajando para encontrar más contenido