Copresidenta de Sony renuncia para hacer cine

Amy Pascal, motivada por el escándalo del ciberataque que vivió Sony, hace el lanzamiento de una nueva productora audiovisual que trabajará de la mano con SPE.

Amy Pascal

REUTERS

Amy Pascal

POR:
febrero 05 de 2015 - 07:25 p.m.
2015-02-05

La copresidenta de Sony Pictures Entertainment (SPE), Amy Pascal, cesará en su cargo en mayo para lanzar una nueva productora dentro del estudio, una decisión que llega tras el escándalo del ciberataque sufrido por Sony, el peor en la historia de Hollywood.

En una nota de prensa divulgada hoy por el estudio, la propia Pascal, que comparte el liderazgo de SPE con Michael Lynton, director ejecutivo de la empresa, y tiene el puesto de presidenta del Motion Picture Group, la división encargada de la realización de películas para la gran pantalla, informa de su cambio de tareas.

"Michael y yo hemos estado hablando sobre esta transición desde hace bastante tiempo y estoy agradecida por darme la oportunidad de perseguir uno de mis sueños y proveerme con apoyo sin igual", dijo Pascal, que explicó que tras tener la planificación hecha para los dos próximos años sentía que era el momento 'adecuado' para dar el paso.

 SPE y la ejecutiva firmaron un contrato de cuatro años por el que el estudio financiará el proyecto de Pascal y retendrá los derechos de distribución de las películas que produzca. Pascal entró a trabajar para el estudio Columbia Pictures en 1988, un año antes de que fuera absorbido por el gigante nipón Sony, compañía de la que ha sido empleada desde entonces.

Bajo su mando, SPE ha ingresado más de 46.000 millones de dólares en taquilla y estrenado filmes de sagas como James Bond, 'Men in Black', 'Spider-Man' o títulos como el oscarizado 'The Social Network' y el controvertido 'The Interview', según informó Sony en una nota de prensa. Fue precisamente 'The Interview' la película que situó a la directiva en el centro de un escándalo que cuestionó su liderazgo.

El pasado mes de noviembre el estudio fue objeto de un ciberataque por el que se filtraron en internet los datos personales, números de identificación fiscal e información médica de los más de 3.800 trabajadores de la empresa, así como las películas 'Fury', 'Mr. Turner', 'Still Alice', 'Annie' y 'To Write Love On Her Arms'.

Entre la información privada desvelada por los 'hackers' había correos electrónicos en los que Amy Pascal se refería en tono de broma al hecho de que Barack Obama fuera negro para justificar el tipo de películas que podrían ser del gusto del presidente.

Pascal tuvo que retractarse públicamente de sus comentarios racistas, que generaron críticas en la industria. Las autoridades estadounidenses determinaron que el ataque informático a Sony había sido orquestado por Corea del Norte como represalia por la realización de "The Interview", un filme que aborda en tono de comedia un plan para asesinar al dictador de ese país, Kim Jong-un.

EFE


Siga bajando para encontrar más contenido