Guerra comercial le costaría a la economía mundial 470.000 millones de dólares

"Con los proteccionistas aparentemente en ascenso en la Casa Blanca, la posibilidad de una nueva escalada es alta", dijo un analista.

Puerto

Imagen del puerto de Los Ángeles, en Estados Unidos.

Bloomberg

POR:
Bloomberg
marzo 31 de 2018 - 02:08 p.m.
2018-03-31

El gobierno de Donald Trump está bajo una creciente presión para que explique los detalles de sus políticas comerciales, luego de que los temores de un conflicto por represalias económicas entre Estados Unidos y China hicieran que las acciones cayeran la semana pasada.

Lea: (‘Trump no tiene miedo a una guerra comercial con China’, Secretario del Tesoro de EE. UU.).

Empresas e inversionistas están a la espera de que en los próximos días se publiquen detalles de la lista de productos propuestos para aranceles a unos 50.000 millones de dólares en importaciones chinas anunciada por el presidente Trump la semana pasada.

Lea: (‘Una guerra comercial puede poner en peligro la economía mundial’).

Si bien las acciones estadounidenses cayeron bruscamente luego de que Trump revelara el plan, los futuros de las acciones se recuperaron a medida que los temores inmediatos de los inversores parecían atenuarse.

Lea: (Así responderá China a las medidas arancelarias impuestas por Trump).

China dio a conocer aranceles sobre 3.000 millones de dólares en importaciones estadounidenses en respuesta a los aranceles estadounidenses al acero y al aluminio, y su embajador ante la nación occidental dijo que todas las opciones estaban sobre la mesa, si bien su país no quiere una guerra comercial.

"Sigue habiendo muchísima incertidumbre sobre lo que sucederá después", dijeron analistas de Capital Economics en un informe de investigación publicado el viernes. "Pero con los proteccionistas aparentemente en ascenso en la Casa Blanca, la posibilidad de una nueva escalada es alta".

Trump además ha encargado al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, que imponga nuevos límites a la inversión china en Estados Unidos. El presidente expuso el plan después de que la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos concluyera que Pekín viola la propiedad intelectual estadounidense de múltiples maneras, por ejemplo, forzando a las empresas estadounidenses a ceder tecnología para hacer negocios en China.

Mientras tanto, Estados Unidos aún está negociando con la Unión Europea, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, México y Corea del Sur respecto de si esos países estarán sujetos a aranceles al acero. 

La Casa Blanca anunció la semana pasada que dichas naciones quedarían exentas hasta el 1 de mayo. Está previsto que a principios de abril Estados Unidos reanude las conversaciones con Canadá y México sobre una revisión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), lo que podría sumar otro punto de preocupación.

En medio de la agitación, el gobierno está enviando señales contradictorias sobre hasta dónde está dispuesta a llegar. Justo antes de que se anunciaran los aranceles para China, el asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, señaló una ruptura del enfoque diplomático hacia China que ha definido la política económica estadounidense desde que Richard Nixon visitó la nación comunista en 1972.

Pero el domingo, Mnuchin dijo que se siente optimista de que Estados Unidos pueda llegar a un acuerdo con China que evite la necesidad de imponer los aranceles que Trump ha ordenado. "Estamos teniendo conversaciones muy productivas con ellos", dijo Mnuchin a "Fox News Sunday". "Tengo la cauta esperanza de que llegaremos a un acuerdo".

No está claro cuando entrarán en vigencia los aranceles de China. El representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, tiene 15 días a partir del 22 de marzo para publicar una lista de productos propuestos.

Después de que se publique la lista, habrá un periodo de comentarios de 30 días. Bloomberg Economics estima que una guerra comercial global costaría a la economía mundial alrededor de 470.000 millones de dólares para 2020, o el 0,5 por ciento del PIB mundial. 

Mnuchin también dijo que Estados Unidos llegó a un acuerdo con Corea del Sur sobre los aranceles del acero y las revisiones del acuerdo de libre comercio entre los dos países. Autoridades estadounidenses y surcoreanas han estado analizando los cambios desde que Trump intentó una renovación el año pasado. 

Siga bajando para encontrar más contenido