Crecimiento con inclusión social, el reto de Humala en Perú

Se posesiona como presidente de Perú y pocos se atreven a vaticinar la nueva ruta del país.

Archivo Portafolio.co

Ollanta Humala

Archivo Portafolio.co

POR:
julio 28 de 2011 - 01:58 a.m.
2011-07-28

 

Portafolio entrevistó a tres analistas para tratar de descifrar si el nuevo mandatario se mantendrá en la moderación o girará al populismo.

 

Hoy comienza el gobierno de Ollanta Humala en Perú en medio de la incertidumbre sobre el futuro político y económico del país que ha duplicado su economía en la última década.

Humala se hizo famoso en la campaña electoral del 2006 por su radicalismo izquierdista y nacionalismo que finalmente asustó a los votantes, quines prefirieron a Alán García.

Para las elecciones de junio pasado, Humala moderó su discurso hacia el centro y fue elegido presidente con un estrecho margen sobre Keiko Fujimori.

La pregunta que se hacen inversionistas, analistas y los latinoamericanos en general es si el que va a gobernar es el Humala radicalista o el moderado, este último influenciado por Brasil y el ex presidente Lula.

La incertidumbre entre los analistas es total y ninguno se atreve a dar un pronóstico sobre el resultado final del Gobierno que hoy empieza en Perú.

¿del Chavismo al Lulismo?

Para Joel Hirst, investigador del Council of Foreign Relations en Estados Unidos y especialista en América Latina, aunque Humala moderó su discurso, “siguen las dudas de si cambio su discurso para ganar las elecciones y después querer hacer cambios radicales en el país.

Hay que recordar que Hugo Chávez hizo lo mismo en Venezuela: ganó las elecciones con una plataforma moderada, ni siquiera utilizó la palabra revolución, y ahora se ven las consecuencias”.

Hugo Santamaría, de Apoyo Consultoría en la ciudad de Lima, afirma que en general todavía hay cierto grado de incertidumbre, pero hay señales positivas con el gabinete moderado que nombró, gente con experiencia en el cargo y en gobiernos anteriores.

El periodista y sociologo peruano Fernando Rospigliosi es más fuerte en su opinión, ya que considera que Humala ha dado señales contradictorias en los últimos tiempos.

“Él va cambiando de piel de acuerdo a las circunstancias y acontecimientos, ha dado algunas señales interesantes poniendo a dos personas serias y responsables al frente del ministerio de Economía y del Banco Central de Reserva, pero este personaje es impredecible, puede cambiar después. Es un camaleón”, agregó.

Mantener crecimiento

Lo que más preocupa a los peruanos y analistas es el futuro económico del país, una economía que se ha duplicado en la última década, que ha reducido la pobreza en un 20 por ciento, y crecerá a un 7,1 por ciento durante el presente año.

¿Intentará Humala modificar los TLC y los contratos mineros, ¿ cómo lograr que el crecimiento del país llegue a todos los peruanos?

Para Hirst, el problema pasa porque no vaya a tratar de “imponer unas políticas anticrecimiento que son más bien redistributivas, además de querer nacionalizar sectores de la economía como la minería o hidrocarburos, que disminuirían la inversión extranjera en el país”.

Santamaría afirma que el gran reto es trabajar mucho en la inclusión social, pero no a través de subisidios indiscriminados, o intervenciones del Estado que podrían parecer efectivas en el corto plazo, pero que desaceleran en el mediano y largo el crecimiento económico.

Además, exiten otras políticas en la agenda del presidente como modificaciones en el sistema financiero, el Banco Central tendrá un papel más activo en proveer créditos para microfinanzas, que es un cambio en el sistema político económico.

Mientras tanto en el de hicrocarburos se tiene planeado que la estatal Petroperú debe tener un rol más activo en exploración, explotación y refinación de combustibles, lo que sería tener más intervención en el sector y hay que ver cómo lo toma el sector privado.

MODERACIÓN POLÍTICA

El campo político es el aspecto que no se debe mirar con indiferencia según los analistas, ya que aquí es donde Humala podría dejar de lado su moderación.

Rospigliosi afirma que a la moderación de Humala ha contribuido un poco la enfermedad del mandatario venezolano Hugo Chávez y el hecho de que ya no esté tan activo en el gobierno: “Chávez dejó de ser el referente”, según Rospigliosi.

Lo grave es que Humala tiene muchas presiones y es una persona sin experiencia política que puede dejarse manipular muy fácilmente, agregó.

Santamaría cree que el nuevo gobierno peruano se va a mantener en un camino de moderación.

“Él no debe olvidar que por esto fue elegido, seguro que va a tener matices distintos a Alán García, pero descarto un giro radical hacia modelos de gobiernos de izquierda más radicales”.

Lo que sí es claro para los analistas peruanos es que la sociedad ha evolucionado desde el gobierno Fujimori, y es difícil que se deje imponer un modelo autoritario estilo Chávez.

En el campo internacional, lo más seguro es que Humala continúe con la política pragmática de sus antecesores y mantenga buenas relaciones con todos los países.

Pedro Miguel Vargas

 

Subeditor Portafolio

Siga bajando para encontrar más contenido