Crisis de vivienda en EE. UU. lastra recuperación económica

Obama sabe que de la solución a la crisis de la vivienda y el desempleo depende su reelección.

POR:
septiembre 04 de 2011 - 06:01 p.m.
2011-09-04

El presidente Barack Obama y sus asesores están cada vez más preocupados porque la prolongación de la crisis de la vivienda esté debilitando la recuperación económica y pueda convertirse en un obstáculo para su reelección.

El problema es particularmente agudo en un puñado de estados que todavía sufren ejecuciones hipotecarias y caída del valor de las propiedades. Los votantes de esos estados indecisos –como Florida, Ohio y Nevada– podrían definir si Obama es reelegido.

Los funcionarios del Gobierno dicen estar poniendo todas sus energías en solucionar los problemas de la vivienda, elaborando nuevas ideas y retocando programas existentes para maximizar su efecto.

“Entendemos perfectamente lo importante que es el mercado de la vivienda para la economía y el impacto que tiene en la vida de los propietarios en problemas”, señaló James Parrott, asesor del Consejo Nacional Económico de la Casa Blanca. “Todos los días pensamos qué medidas podemos tomar”.

Pasados tres años de mandato, Obama no ha logrado frenar la caída de los precios de las viviendas y la creciente ola de ejecuciones hipotecarias que comenzó en el 2007.

El precio de las viviendas bajó un 5,2 por ciento interanual en julio, según CoreLogic Inc., proveedor de información de Santa Ana, California, y el año pasado se registró un récord de 2,9 millones de solicitudes de ejecución hipotecaria.

Obama se refirió por última vez a los problemas de vivienda de la nación en julio, reconociendo que sus programas no habían cumplido con las expectativas. “Volveremos a fojas cero, hablaremos con los bancos, trataremos de incidir en ellos para que trabajen con las personas que tienen hipotecas para ver si podemos hacer más ajustes, modificar los préstamos más rápidamente y también ver si puede haber circunstancias en que sea conveniente reducir el capital”, dijo Obama desde la Casa Blanca en un encuentro  online  patrocinado por Twitter Inc.

Mientras tanto, las agrupaciones que trabajan en cuestiones de vivienda ansían ver qué resulta de esos esfuerzos. “Todavía estamos esperando”, señaló Janis Bowdler, directora del proyecto de política de creación de riqueza en el Consejo Nacional de La Raza, grupo de apoyo y defensa que se ocupa de los temas que afectan a los latinos.

La vivienda, el mayor tipo de activo del país, ha ayudado a todas las recuperaciones estadounidenses menos una, según la Oficina de Análisis Económico. Aun con tasas de interés en un mínimo histórico, después de cinco años el problema de la vivienda sigue trabando el crecimiento.

A fines del año pasado, más de 11 millones de hogares tenían sobre su vivienda una deuda más alta que el valor de la propiedad, según CoreLogic. Otros 2,5 millones tenían menos de un 5 por ciento de patrimonio neto en sus casas. 

Estos prestatarios que deben más que el valor de su propiedad no pueden mudarse para acceder a un nuevo empleo o tener un mejor sueldo porque a menudo no pueden vender.

Cuando Obama presente su nuevo programa de empleo en un discurso ante el Congreso este 8 de septiembre, haría bien en incluir un mensaje a los estadounidenses que han perdido su casa o tienen dificultades para conservarla, expresó Wade Henderson, presidente de Leadership Conference on Civil and Human Rights.

“Es importante para la Casa Blanca enfocar de manera proactiva estas cuestiones y convertirlas en algo negativo para los republicanos”, declaró un estratega político.  

DESEMPLEO

El índice de desempleo en Estados Unidos se mantuvo invariable en agosto en el 9,1 por ciento, lo que añade presión al presidente Barack Obama, que dará el próximo jueves un discurso sobre el tema, en medio del escepticismo de la oposición y con la crudeza de las cifras en la mano. 

Los expertos habían augurado que la economía añadiría 93.000 empleos el mes pasado, tras un aumento de 200.000 puestos en julio, que fue revisado al alza desde los 117.000 reportados inicialmente.

Esta es la primera vez desde febrero de 1945 que el Gobierno estadounidense reporta que no ha habido cambios en la cifra de empleo neto y, por lo tanto, en el índice de desempleo.

GOBIERNO DEMANDA A 17 BANCOS 

La Agencia Federal Financiera de la Vivienda (FHFA, por su sigla en inglés) presentó demandas contra 17 grandes bancos y entidades financieras de Estados Unidos en busca de compensaciones por las pérdidas generadas por las hipotecas de alto riesgo. 

Entre los bancos demandados figuran Bank of America, Citigroup, Barclays y Nomura, a los que se les acusa de vender activos respaldados por hipotecas de alto riesgo a los gigantes hipotecarios ahora nacionalizados Fannie Mae y Freddie Mac, y ocasionar pérdidas millonarias durante la crisis financiera que estalló en 2008. 

La FHFA explicó en una nota de prensa que estas instituciones financieras vendieron hipotecas tóxicas valoradas en 189.000 millones de dólares. La agencia federal argumenta que los títulos vendidos a Fannie Mae y Freddie Mac, respaldados por hipotecas de alto riesgo, “contenían informaciones económicamente falsas o engañosas y omisio EE. UU. 

AGENCIAS

Siga bajando para encontrar más contenido