Crudo rompe piso de US$ 60 y se teme que la caída continuará

En Nueva York, el barril de petróleo ‘light sweet crude’ para entrega en enero cerró a US$ 59,95. Este es el nivel más bajo desde hace cinco años.

Jack Lew, secretario del Tesoro de EE. UU., dijo que bajo precio petrolero es un neto positivo.

Archivo particular

Jack Lew, secretario del Tesoro de EE. UU., dijo que bajo precio petrolero es un neto positivo.

Internacional
POR:
diciembre 12 de 2014 - 03:08 a.m.
2014-12-12

Los precios del petróleo terminaron por debajo de 60 dólares el barril por primera vez desde julio de 2009, al cierre en Nueva York, en un mercado que registra una oferta abundante y perspectivas de demanda en caída.

Los analistas del sector prevén que los precios todavía no han tocado fondo y el declive podría continuar, luego de que se revisaron los niveles de producción en la Organización de Países Exportadores de Petróleo, Opep.

El barril de “light sweet crude" (WTI) para entrega en enero cerró a 59,95 USD, algo que no se veía desde hace cinco años en el New York Mercantile Exchange (Nymex), en baja de 99 centavos con relación al cierre del miércoles. “Con el cierre bajo 60 dólares, cerramos una nueva etapa", destacó James Williams, experto energético de WTRG Economics. Tras meses de caída, el barril de petróleo en Nueva York bajó 44 % desde su último máximo de mediados de junio a 106,91 USD al cierre.

“Es lo que ocurre cuando hay dos millones de barriles por día de más de oferta con relación a la demanda y cuando la Opep no muestra señal alguna de reducción de la producción o de reunión anticipada” destacó Williams. “Bajo, todavía más bajo”, las cotizaciones del petróleo no parecen haber encontrado un piso, destacó Matt Smith, de Schneider Electric.

En Londres, el barril de Brent para enero terminó también en mínimos desde julio de 2009, a 63,68 USD en el Intercontinental Exchange (ICE).

“Las refinerías nunca funcionaron a un ritmo tan rápido como la semana pasada desde agosto de 2005”, a 95,4 % de su capacidad y los productos petroleros también se produjeron más, destacó James Williams.

En otras palabras, “hay mucho petróleo, demasiado petróleo, no sería una sorpresa que el WTI cayera hasta 50 dólares el barril”, concluyó.

Las buenas noticias en materia económica ayer en Estados Unidos, con una fuerte subida de las ventas minoristas en noviembre y una caída de las inscripciones al seguro de desempleo, no alcanzaron para revertir la tendencia.

La revisión a la baja el miércoles por parte de la Opep de sus estimaciones de consumo mundial de crudo pesaron particularmente y el pesimismo de los corredores se vio reforzado “por una frase del ministro saudita del petróleo, Ali al-Naimi: “¿Por qué debería yo reducir la producción?”, destacó Matt Smith. Esto “refuerza nuevamente (la idea de) la intención de los sauditas de preservar sus partes de mercado más que defender los precios”, añadió.

Ante este panorama poco positivo, el anuncio de un alza sorpresiva de las reservas de crudo estadounidenses decepcionó a quienes esperaban señales de una demanda petrolera en aumento en el país para sostener al mercado.

El secretario del Tesoro estadounidense, Jack Lew, dijo que la baja de los precios del petróleo es como un recorte tributario para la economía, de modo que en términos de impacto macroeconómico es un neto positivo” y descartó que se reduzca la producción en los yacimientos de esquisto.

Agencias