Debacle de bonos de Pdvsa trasnocha a los pensionados

La caída de los precios del petróleo ha provocado el derrumbe de los papel de deuda de la petrolera venezolana en más de 40 %.

Bill Ross, un vendedor de cámaras retirado de Queen.

Archivo particular

Bill Ross, un vendedor de cámaras retirado de Queen.

Internacional
POR:
febrero 09 de 2015 - 01:15 a.m.
2015-02-09

Bill Ross, un vendedor de cámaras retirado de Queens, no sabía mucho sobre Venezuela cuando invirtió todo su capital en bonos de la compañía petrolera estatal. Buena parte de lo que sabía procedía de un almanaque.

“Decía que eran los que más petróleo tenían”, declaró Ross, un neoyorquino de 60 años, en una oficina improvisada junto a la cocina de su casa.

“Entiendo que es algo exótico y que yo no soy la persona más astuta del mundo, pero no habría podido retirarme con unos años de anticipación con las acciones que tenía. Necesitaba el ingreso procedente de esos bonos”.

Al igual que otros inversores en el mercado de bonos de US$ 94.000 millones de Venezuela, Ross descubrió que las reservas de crudo del país no significan gran cosa cuando el petróleo está en caída libre y al país suramericano se le va terminando rápidamente el dinero.

El caso de Ross también ilustra el hecho de que los inversores –grandes y chicos– experimentaron tal fascinación por los enormes retornos que proporcionaba Venezuela año tras año, que nunca imaginaron que todo podría desplomarse.

Después de todo, en las últimas dos décadas la riqueza petrolera venezolana garantizó que el Gobierno nunca dejara de cumplir con un pago a tenedores de bonos extranjeros, ni siquiera mientras el extinto presidente Hugo Chávez instrumentaba políticas destinadas a llevar el país al socialismo que hicieron de Venezuela uno de los mercados de bonos de mayores rendimientos del mundo.

Ross, que dijo que en diciembre tenía 750.000 dólares de capital en bonos de Petróleos de Venezuela, ha visto derrumbarse su inversión conforme crece el temor a que el país –en el cual el petróleo representa el 95 por ciento de las exportaciones– declare un impago.

Los pagarés con vencimiento en 2037 que tiene Ross han bajado 37 por ciento desde septiembre, cuando dijo que había refinanciado la línea de crédito sobre su casa para comprar más deuda de la compañía.

CAÍDA DE LOS BONOS

Los operadores de derivados incorporan ahora a los precios un 80 por ciento de probabilidades de que Venezuela o Pdvsa suspendan los pagos de bonos el año próximo en tanto al presidente Nicolás Maduro, que sucedió a Chávez en 2013, le cuesta reanimar una economía que se encamina a la mayor contracción en 11 años y padece una escasez generalizada de todo tipo de productos, desde medicamentos hasta dentífrico.

Al acumularse las declinaciones, Ross dijo que en diciembre se deshizo de alrededor del 60 por ciento de su tenencia de bonos de Pdvsa, que vendió a precios muy inferiores a los que había pagado, y se quedó con pagarés con un valor nominal de alrededor de US$ 300.000. Sus pérdidas suponen un marcado contraste con los retornos a los que se habían habituado los inversores durante los 14 años de presidencia de Chávez.

Si bien la gestión de Chávez se caracterizó por nacionalizaciones y un enorme gasto social, la deuda del país promedió un retorno de 16 por ciento anual, lo que generó un retorno total de 692 por ciento, indican datos que recopiló JPMorgan Chase Co., lo cual eclipsó el promedio de 387 por ciento que se ganó con la deuda de los países en vías de desarrollo.

Ross, que empezó a comprar bonos de Pdvsa hace cinco años, dijo que ganó alrededor de US$ 40.000 en intereses sobre los pagarés el año pasado, en comparación con el salario de US$ 46.000 que recibía como vendedor de cámaras.

CITGO REESTRUCTURÓ SU PAQUETE

Citgo reestructuró y elevó los rendimientos de un paquete para obtener financiamiento por 2.500 millones de dólares tras encontrar una demanda poco alentadora, dijo una fuente cercana al negocio el viernes a IFR, un servicio de Thomson Reuters. La unidad de refinación en Estados Unidos de Pdvsa planea usar lo obtenido para pagar un dividendo a la petrolera estatal venezolana. La empresa elevó el rendimiento para una oferta de bonos por 1.500 millones de dólares al área del 12 por ciento y comprometió un 100 por ciento de su empresa operativa como garantía. La guía original era del 11,75 por ciento. Los temores a una cesación de pagos de la apremiada

Venezuela ya había llevado antes a Citgo a mejorar dos veces los términos de su oferta.

Bloomberg