Declaran insolvencia del mayor accionista del Espírito Santo

Luxemburgo tomó la decisión porque el accionista no puede afrontar sus pagos y no tiene acceso a crédito. Estar en proceso de insolvencia acelera la venta de activos de ambas compañías con el objetivo de resarcir a los acreedores.

Espirito Santo era el primer banco privado de Portugal.

AFP

Espirito Santo era el primer banco privado de Portugal.

Internacional
POR:
octubre 10 de 2014 - 12:01 p.m.
2014-10-10

Las autoridades de Luxemburgo declararon la insolvencia del Espírito Santo Financial Group (ESFG), principal accionista del extinto banco luso BES (Espírito Santo), y de su filial Espírito Santo Financière S.A. (ESFIL).

Una vez negada la semana pasada la gestión controlada que habían pedido, la entrada en insolvencia de las dos firmas del universo Espírito Santo ya se esperaba.

El principal accionista del colapsado Banco Espírito Santo (BES) y su filial, ambos con sede en Luxemburgo, habían solicitado entre finales de julio y comienzos de agosto acogerse a la llamada "gestión controlada", figura jurídica similar al concurso de acreedores.

Con la entrada en un proceso de insolvencia, la venta de activos de ambas compañías será más acelerada con el objetivo de resarcir a los acreedores.

Rioforte y la Espírito Santo International (ESI), otros dos ramos del universo del Espírito Santo, también pidieron acogerse a la "gestión controlada", aunque todavía no hay una decisión judicial al respecto.

Las irregularidades contables y de gestión del complejo entramado Espírito Santo abocó al Banco Espírito Santo (BES), el tercer mayor banco portugués con activos equivalentes a la mitad del PIB luso, a la quiebra.

LUXEMBURGO DECLARA EN BANCARROTA DOS HOLDINGS DE ESPIRITO

Dos holdings del grupo bancario portugués Espirito Santo fueron declarados en quiebra este viernes por la justicia luxemburguesa, después de que la semana pasada fuera rechazada la propuesta de someterlos a concurso de acreedores, informó el Colegio de Abogados.

El grupo indicó el jueves en un comunicado que el pedido de concurso de acreedores para otros dos de sus holdings, Espirito Santo International (ESI) y Rioforte, sigue en estudio. 

Espirito Santo Financial Group (ESFG) y Espirito Santo Financière (ESFIL) fueron declarados en quiebra por el tribunal de comercio que designó a un gestor de la liquidación.

ESFG es el principal accionista del Banco Espirito Santo (BES), que era el primer banco privado de Portugal.

Tras el anuncio de una pérdida récord, Portugal decidió a principios de agosto dividir el banco en dos para separar los activos tóxicos, que irán a parar a un 'banco malo', y los productos sin riesgo, integrados en una nueva entidad llamada Novo Banco, que recibió una inyección de capital de 4.900 millones de euros.

Agencias