Demanda china de acero cae por primera vez en 14 años

La merma ha generado una caída de más de un 40 por ciento en los precios de la materia prima para la fabricación de acero.

China está reduciendo su consumo de acero.

Archivo Portafolio.

China está reduciendo su consumo de acero.

Internacional
POR:
septiembre 25 de 2014 - 01:26 p.m.
2014-09-25

El consumo de acero de China disminuyó este año por primera vez desde al menos el 2000 debido a una desaceleración en el crecimiento económico, generando un superávit de mineral de hierro en el país y una caída de más de un 40 por ciento en los precios de la materia prima para la fabricación de acero.

Sin embargo, importantes mineras como Vale y Rio Tinto, que han invertido miles de millones de dólares en redoblar la producción para vender más mineral de hierro a China, siguen convencidas de que la demanda en el gigante asiático debiese alcanzar un récord, en medio de un plan de urbanización que se extendería al menos por otra década.

El consumo aparente de acero crudo en China, el mayor consumidor y productor mundial del mineral, cayó un 1,9 por ciento frente al año pasado a 61,9 millones de toneladas en agosto, dijo Wang Xiaoqi, vicepresidente de la Asociación de Hierro y Acero de China, en una conferencia de la industria.

"Hay muchas razones para esto, (entre ellas) la desaceleración económica y la reestructuración por la que atraviesa la economía. Los sectores que consumen acero han reducido su demanda", dijo Wang el jueves.

Con China enfocando el crecimiento en el consumo y lejos de la inversión que ha generado años de masiva expansión en el sector acerero de China, Wang dijo que "a partir de ahora, la producción y el consumo local de acero no aumentarán junto con el crecimiento económico". El consumo de acero de China cayó un 0,3 por ciento, a 500 millones de toneladas en los primeros ocho meses del año, dijo Wang.

La economía de China tuvo un débil inicio de año, ya que el crecimiento en el primer trimestre disminuyó a mínimos de seis trimestres de un 7,4 por ciento. Pekín respondió con una serie de medidas de estímulo que impulsaron levemente el ritmo de expansión a un 7,5 por ciento en el segundo trimestre, aunque débiles datos en julio y agosto sugirieron que el impulso se está disipando rápidamente.

El menor consumo de acero de China este año marca la primera vez que la demanda se contrae desde el 2000, dijo Ian Roper, estratega de materias primas de CLSA. "Hemos sido pesimistas por un tiempo al sostener un repunte de la actividad en construcción inmobiliaria, pero quizás la escala del descenso será más veloz de lo que anticipamos", dijo Roper. "Esto refuerza nuestra perspectiva de que habrá una tendencia a la baja de varios años en la demanda de mineral de hierro, y no hay esperanza de que los precios se recuperen a algún nivel cercano a los 100 dólares por tonelada", agregó.

 

Reuters