Denuncian millonarios sobornos en Conmebol para Copa América

Sin embargo, el presidente de la Federación Chilena de Fútbol negó haber recibido dinero.

La sede de la Confederación Suramericana de Fútbol en Asunción de Paraguay.

Archivo particular

La sede de la Confederación Suramericana de Fútbol en Asunción de Paraguay.

Internacional
POR:
mayo 27 de 2015 - 08:35 p.m.
2015-05-27

El Departamento de Justicia de Estados Unidos denunció el miércoles un millonario caso de sobornos en la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol) para la adjudicación de los derechos comerciales de tres ediciones de la Copa América y de su torneo del Centenario.

De acuerdo con el auto de acusación, la empresa Datisa, fundada en el 2013, obtuvo ese año los derechos comerciales exclusivos para transmitir la Copa América del 2015, 2019 y 2023, y la Copa América Centenario que se jugará el próximo año. Pero para conseguirlos Datisa desembolsó fuertes sobornos. (Lea también: EE. UU. destapa una 'olla podrida' de corrupción en la Fifa)

"Acordó pagar 100 millones de dólares en sobornos a funcionarios de la Conmebol, que eran funcionarios de la Fifa, a cambio del contrato de la Copa América (acordado en) 2013: 20 millones por la firma del contrato y 20 millones por cada una de las cuatro ediciones del torneo", según el documento.

El Departamento de Justicia dijo que cada pago de 20 millones de dólares se dividía en tres millones de dólares para el presidente de la Conmebol, tres para el presidente de la asociación de Brasil y tres millones para el jefe de la asociación de Argentina. Cada uno de los líderes de las otras siete federaciones se llevaba 1,5 millones de dólares.

La denuncia nombra como implicados en este esquema al uruguayo Eugenio Figueredo, el venezolano Rafael Esquivel, el paraguayo Nicolás Leoz y el brasileño José María Marín.

La empresa Datisa fue formada por Alejandro Burzaco, Hugo Jinkis y Mariano Jinkis, empresarios argentinos acusados en el esquema de corrupción que implica a la Fifa.

La investigación de las autoridades estadounidenses se suma a la redada de la policía suiza, que el miércoles arrestó a siete de los ejecutivos más poderosos del fútbol mundial, entre ellos cinco dirigentes latinoamericanos, y anunció una investigación criminal sobre la adjudicación de las dos próximas Copas del Mundo.

Entre los arrestados destacan Figueredo, Esquivel, Marín, el presidente de la federación de Costa Rica Eduardo Li, y el nicaragüense Julio Rocha.

PRESIDENTE DEL FÚTBOL CHILENO NIEGA SOBORNOS PARA DERECHOS DE COPA AMÉRICA

El presidente del fútbol chileno, Sergio Jadue, negó haber recibido sobornos por entregar los derechos de televisión para la Copa América-2015, que arranca en dos semanas, en el marco del escándalo de corrupción que involucra a altos jerarcas de la Fifa.

Tras la detención de siete ejecutivos de la Fifa, en Zúrich, acusados de corrupción a petición de la fiscalía de Estados Unidos, la investigación involucró a la empresa Datisa, a la cual se acusa de haber entregado 1,5 millones de dólares a Jadue para entregar los derechos de la Copa América que se inicia el próximo 11 de junio.

Jadue respondió inmediatamente a las acusaciones asegurando que efectivamente había recibido la cantidad de dinero pero "como concepto de anticipo por la realización de Copa América". "Por lo que a mí respecta y la ANFP, recibimos un millón y medio de dólares y tenemos comprobante de eso del 26 de diciembre del 2013", afirmó Jadue a Teletrece radio de Chile, y negó que el dinero haya servido para sobornarlo.

"Lo que aparece en la investigación es a medias, porque en 2013 hubo un anticipo de un millón y medio de dólares por la Copa América por los derechos de televisión, pero eso quedó en la cuenta corriente de la Federación", reafirmó Jadue.

Además del dirigente chileno, la investigación de la justicia estadounidense afirma que Datisa pagó 100 millones de dólares en sobornos a dirigentes de la Confederación del Fútbol Suramericano (Conmebol) para tener los derechos de cuatro ediciones de la Copa América.

De estos montos, 1,5 millones iban a ser entregados a siete presidentes de federaciones suramericanas, entre ellos Jadue.

Los presidentes de las federaciones de Argentina y Brasil, además de altos dirigentes de la región, habrían recibido tres millones.

"Yo creo que los responsables del ilícito deben pagar su delito, gracias a Dios, no me incluyo entre ellos", afirmó Jadue.

"Si yo estuviera involucrado no estaría hablando con ustedes. Para mí no hay nada que ocultar, mostraremos todos los documentos", agregó el mandamás del fútbol chileno.

La acusación contra Jadue fue revelada en medio del escándalo de corrupción que causó la detención de los dirigentes de Fifa en Zurich, entre ellos cinco latinoamericanos que fueron detenidos por la policía suiza.

Reuters y AFP