Los depósitos son ‘reyes’ en un mundo inundado de petróleo

Los operadores de petróleo piensan que los parques de tanques agotarán su capacidad en abril, desatando una competencia para quedarse con ser los últimos.

Petróleo

Archivo particular

Petróleo

Internacional
POR:
marzo 21 de 2015 - 12:28 a.m.
2015-03-21

En un mundo inundado de petróleo barato y con una marcada caída de las ganancias, un oscuro rincón del negocio energético brilla con fuerza: los dueños de tanques de almacenamiento.

No tienen, ni por asomo, la fama de gigantescas empresas petroleras como Exxon Mobil Corp. y Royal Dutch Shell Plc.

Las compañías de almacenamiento, como Vopak NV, Kinder Morgan Inc., Oiltanking GmbH y Magellan Midstream Partners LP, son las que se ven beneficiadas, por la creciente demanda de tanques terrestres y precios más altos para alquilar un espacio limitado.

“Las empresas de almacenamiento son las reinas”, dijo Jean François Lambert, responsable mundial de finanzas de materias primas de HSBC Holdings Ltd. en Londres. “Una buena instalación de tanques en la ubicación adecuada puede dar dinero”. Impulsado por una producción récord de los yacimientos de esquisto, el exceso de oferta de petróleo es mayor en Estados Unidos que en cualquier otra región, y es particularmente grande en torno al centro de Cushing, la ciudad de Oklahoma que se autodenomina el “cruce de caminos de los oleoductos del mundo”.

La Agencia Internacional de la Energía prevé que los niveles totales de existencias estadounidenses, que están en 459 millones de barriles –los más altos en 80 años– pronto podrían poner a prueba los límites de la capacidad de almacenamiento del país.

En Estados Unidos y otros lugares, los operadores están llenando los tanques para sacar partido del contango –situación relativamente excepcional en la que los precios a término son más altos que los actuales, lo que permite comprar el petróleo barato, almacenarlo en tanques y venderlo más adelante, asegurándose las ganancias durante todo ese tiempo por medio del uso de derivados.

La diferencia de precio entre el contrato por el petróleo West Texas Intermediate para entrega inmediata, la variedad de referencia para los precios estadounidenses, y el contrato a un año –medida del contango– se ubicó en menos 12,59 dólares por barril el jueves, la más grande desde que comenzaron a bajar los precios del crudo el año pasado.

Los operadores de petróleo piensan que los parques de tanques de Cushing agotarán su capacidad cuando mucho en abril, desatando una competencia para asegurarse los últimos de la cudad. Las compañías de almacenamiento no revelan el nivel exacto de sus tarifas, pero los operadores de petróleo afirman que cobran de 20 a 50 centavos de dólar por barril por mes, según la duración del contrato.

EL MERCADO DE LOS TANQUEROS HA CAMBIADO MUY RÁPIDO

“La demanda de nuestros servicios de almacenamiento en Cushing ha sido fuerte”, dijo Robb Barnes, vicepresidente sénior de petróleo crudo comercial de Magellan, compañía con 12 millones de barriles de capacidad de almacenamiento de esa ciudad de Oklahoma.

La empresa dijo que todos sus tanques ya estaban alquilados.

Mark Hurley, máximo responsable ejecutivo de Blueknight Energy Partners, empresa con 6,6 millones de barriles de capacidad de tanques de Cushing, les dijo a los inversores que la creciente demanda de tanques hacía que las tarifas hubiesen “cambiado bastante rápido en los últimos seis meses. Obviamente para aumentar”

PRECIO DEL BARRIL VENEZOLANO CAYÓ 8.75 % ESTA SEMANA

Influyeron las persistentes señales de sobreoferta y el fortalecimiento del dólar.

La cesta petrolera venezolana de crudo y derivados cayó 8,75 % durante la semana y cerró este viernes  en 43,72 dólares por barril, su precio más bajo en las últimas siete semanas según datos del Ministerio de Petróleo.

“Las persistentes señales de sobreoferta en el mercado y el fortalecimiento del dólar frente a otras divisas son los principales factores que ejercieron presión en los precios de los crudos esta semana” reportó el Ministerio en su boletín semanal.

El petróleo venezolano, que hace un año se cotizaba en 95,01 dólares por barril, había fluctuado entre los 45 y 50 dólares desde principios de febrero, en lo que se percibió como una leve mejoría de unas cotizaciones que llegaron a 38,82 dólares en la última semana de enero. Sin embargo, la todavía abundante oferta de crudo en el mercado global ha impulsado a la baja el precio del oro negro.

Bloomberg