Desempleo en EE. UU. baja y Obama respira en la campaña

El número de desocupados alcanzó su nivel más bajo en casi cuatro años en septiembre pasado.

Internacional
POR:
octubre 05 de 2012 - 11:23 p.m.
2012-10-05

El índice de desempleo en Estados Unidos bajó al 7,8 por ciento en septiembre, tres décimas menos que en agosto, y llegó a su nivel más bajo en el mandato presidencial de Barack Obama y a menos de un mes de los comicios en los que el mandatario se juega la reelección.

Obama llegó a la Casa Blanca en enero del 2009.

Ese mes, el desempleo fue del 7,6 por ciento pero desde febrero del 2009, el primer mes en el que el presidente comenzó realmente a gobernar, el desempleo no había bajado del ocho por ciento.

El mercado laboral estadounidense creó en septiembre 114.000 nuevos empleos, mientras que los datos del Departamento de Trabajo publicados ayer revisaron al alza los de creación de empleo neta en agosto y julio, que fue de 142.000 y 181.000 puestos de trabajo, respectivamente.

Las personas con trabajo aumentaron en 873.000 hasta los 142,97 millones, mientras que la fuerza laboral en su conjunto aumentó en 418.000 personas.

El número de personas desempleadas se situó en los 12,1 millones, lo que supone un retroceso de 456.000 personas.

El dato de desempleo de septiembre es el más bajo desde enero de 2009, cuando Obama llegó a la presidencia, y se sitúa tras 44 meses por debajo del 8 por ciento, una marca que pesaba en el currículum económico del mandatario a menos de un mes de medirse en las urnas al republicano Mitt Romney.

Las cifras son mejores a lo que esperaba la mayoría de los analistas, aunque muestran un fuerte aumento (582.000 empleos) de los contratos a tiempo parcial.

Entre los hombres mayores de 20 años el índice de desempleo se situó en el 7,3 por ciento, mientras que en las mujeres de la misma franja de edad bajó levemente hasta el siete por ciento.

Lo peor sigue siendo para los jóvenes, con un desempleo del 23,7 por ciento.

Entre la población latina el desempleo bajó del 10 por ciento por primera vez desde enero del 2009, al situarse en el 9,9 por ciento, pese a todo, por encima de la media nacional.

El sector privado creó 104.000 puestos netos de trabajo, especialmente en los apartados de salud y educación, transporte y logística y negocios financieros, lo que compensó una caída en manufactureras.

La secretaria de Trabajo, Hilda Solís, dijo que aún “queda más por hacer”, algo en lo que coincidió la Casa Blanca a través de Alan Krueger, presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Administración de Barack Obama.

Krueger aseguró que “es muy importante” continuar con las políticas que actualmente se están llevando a cabo porque “están construyendo una economía que funciona para la clase media”, y agregó que “Estados Unidos está curando sus heridas”.

Ningún presidente ha sido reelegido con una tasa de desempleo superior al 8 por ciento desde los años de la Gran Depresión.

CAMPAÑA DE OBAMA SE OXIGENA. ROMNEY DICE QUE NO ES SUFICIENTE

El presidente estadounidense, Barack Obama, celebró ayer la sorpresiva baja del desempleo a 7,8 por ciento en septiembre y dijo que la economía ha avanzado mucho como para volver atrás, en referencia a las críticas efectuadas por su adversario, Mitt Romney. “Este país avanzó mucho como para volver atrás”, dijo Obama en la Universidad George-Mason en Virginia (noreste), criticando de forma implícita las declaraciones de Romney según quien el informe de empleo no mostraba una recuperación real.

“Hoy me parece que como país estamos avanzando de nuevo”, dijo Obama. “Tras perder cerca de 800.000 empleos cada mes cuando asumí el cargo, nuestras empresas han sumado 5,2 millones de empleos en los últimos dos años y medio”, agregó.

ROMNEY SIGUE ATACANDO

Para el candidato republicano estos datos no son los que se esperan en “una recuperación real” y apuntó a que la creación de empleo de septiembre es menor a los datos revisados de agosto y julio.

Además, dijo en un comunicado, “hemos perdido más de 600.000 empleos en la manufactura desde que el presidente (Barack) Obama asumió el cargo”.

“Si no fuera por todas las personas que simplemente han abandonado la fuerza laboral, la tasa de desempleo real se acercaría al 11 por ciento”, valoró Romney, que reiteró que hay 23 millones de personas desempleadas, que ya no buscan trabajo o tienen contratos de mala calidad.