Desempleo en EE. UU. bajó y manufactura se disparó

Las ayudas semanales otorgadas por el Gobierno disminuyeron en 19.000, la menor tasa desde mayo del 2008, dando esperanzas de recuperación.

Archivo Portafolio.co

El desempleo bajó en Estados Unidos al 8,6 por ciento, el más bajo en tres años.

Archivo Portafolio.co

POR:
diciembre 16 de 2011 - 02:13 a.m.
2011-12-16

 

El número de estadounidenses que pidió subsidio de desempleo por primera vez cayó a un mínimo de tres años y medio la semana pasada y la actividad manufacturera en el estado de Nueva York escaló a un máximo de siete meses en diciembre, en nuevas señales de repunte de la mayor economía del mundo.

Las solicitudes iniciales de beneficios por desempleo cayeron en 19.000 a una tasa ajustada por estacionalidad de 366.000, dijo el Departamento de Trabajo.

Esta fue la menor tasa desde mayo del 2008 y se compara favorablemente con las expectativas de los economistas que esperaban un alza a 390.000.

En otro informe, la Reserva Federal de Nueva York dijo que su índice Empire State de condiciones generales de negocios se elevó a 9,53 en diciembre, su mayor nivel desde mayo, frente a 0,61 en noviembre.

El indicador fue impulsado por un fuerte repunte en los nuevos pedidos y una mejora en la contratación.

“Todo habla de una mayor estabilización y una tendencia muy positiva en la economía estadounidense.

La estabilidad en la economía estadounidense va a ser una parte vital de la estabilización del PIB global. Esto viene en un muy buen momento”, dijo Peter Kenny, director gerente de Knight Capital en Nueva Jersey.

La inesperada caída en las solicitudes de seguro de desempleo la semana pasada las acercó a la marca de 350.000, que según los analistas es señal de fortaleza del mercado laboral.

Esta cifra ofreció una prueba adicional del aumento en el ritmo de la actividad económica, pese a que las ventas minoristas subieron moderadamente en noviembre.

De acuerdo con un segundo informe del Departamento de Trabajo, los precios al productor subieron ligeramente más de lo esperado en noviembre, mientras que la tasa anual para los precios excluyendo alimentos y combustibles se elevó a su mayor ritmo en casi dos años y medio.

Siga bajando para encontrar más contenido