Se dispara el dólar en Venezuela

El precio del dólar no oficial en Venezuela sigue aumentando. Se está cotizando en 214,18 bolívares.

Una mujer cambia dólares en una casa de cambio en Caracas, Venezuela.

REUTERS

Una mujer cambia dólares en una casa de cambio en Caracas, Venezuela.

Internacional
POR:
febrero 26 de 2015 - 04:59 p.m.
2015-02-26

A pesar de los esfuerzos del gobierno venezolano por frenar el repunte de la moneda estadounidense, el precio en el mercado no regulado toma distancia del precio oficial.

A principios de febrero, el Gobierno lanzó una nueva plataforma cambiaria con tres precios para el dólar.

Los dos primeros se destinan para la importación de bienes prioritarios, mientas que el tercero busca competir con el dólar paralelo.

El nuevo sistema permitió, por primera vez en más de una década de férreo control cambiario, un mercado libre en el que la oferta y la demanda fijen el precio y en el que los venezolanos puedan adquirir dólares en efectivo. 

Pero no todo ha sido como lo esperaba el gobierno de Nicolás Maduro.

Los operadores bancarios y personas que han buscado divisas en el Simadi han dicho que no hay suficientes dólares disponibles y los mecanismos para comprar presentan muchos trámites y dificultades.

Según Dolar Today, el principal portal de referencia para el mercado no regulado, el dólar se transaba en 214,18 bolívares al mediodía del jueves. 

Para comprar un dólar en Venezuela se necesitan cerca de 8.400 pesos colombianos.

El Gobierno ha intentado por años frenar el avance del dólar no oficial a través de diversos mecanismos de venta controlada de divisas. 

También, sin éxito, se ha esforzado por prohibir la divulgación del precio del dólar paralelo en redes sociales y páginas web.

En parte la escasez de bienes de primera necesidad, que van desde detergentes hasta leche, se originó como consecuencia de la caída en la oferta de divisas y las distorsiones del control de cambio.

Recientemente, algunos eocnomistas han advertido que el precio del dólar no oficial se usa cada vez más en las operaciones económicas.

REUTERS