¿División al interior de SABMiller enreda venta a AB Inbev?

Aunque la británica rechazó oficialmente la tercera oferta de AB InBev, la cervecera belga asegura que ha estado en conversaciones con Altria y el Grupo Santodomingo y que ellos sí querrían vender. Pide que se aclare su posición.

AB InBev es la mayor cervecera del mundo.

Archivo particular

AB InBev es la mayor cervecera del mundo.

Internacional
POR:
octubre 07 de 2015 - 02:09 p.m.
2015-10-07

La empresa cervecera británica SABMiller, que se fusionó con la colombiana Bavaria en 2005, anunció este miércoles que su junta directiva "rechazó unánimemente" la tercera y "última oferta" de compra planteada por su rival belgo-brasileña AB Inbev, por considerarla insuficiente.

La propuesta de InBev, primera empresa mundial del ramo, era de 68.000 millones de libras esterlinas (92.270 millones de euros), o 42,15 libras por acción, una suma que "todavía infravalora sustancialmente" a SABMiller, dijo esta empresa en un comunicado.

"El consejo de administración, a excepción de los miembros nombrados por (el accionista) Altria, rechazó unánimemente la propuesta de 42,15 libras que infravalora sustancialmente a SABMiller", anunció la empresa con sede en Londres.

Sin embargo, la empresa belga asegura que ha mantenido conversaciones tanto con la cigarrillera estadounidense Altria (que controla el 27 %  de SABMiller), como con BevCo (propiedad del Grupo Santodomingo que controla el 14 % de las acciones) y exige que se aclare cuál es la posición del grupo colombiano. También hizo un llamado a estos accionistas para que presionen a la junta directiva de la británica.

El acuerdo propuesto planteaba reunir en la misma empresa a las marcas de cerveza Budweiser, Corona y Stella Artois, en manos de Ab InBEv, la primera empresa mundial del ramo, y Foster's, Grolsch, Peroni y Pilsner Urquell, en manos de SABMiller, segunda empresa del sector.

El presidente de SABMiller, Jan de Plessis, ya había avanzado, antes de la reunión del consejo de administración de este miércoles, que "AB InBev necesita a SABMiller, pero ha hecho unas propuestas sumamente oportunistas, con elementos deliberadamente poco atractivos para muchos de nuestros accionistas".

De Plessis definió a SABMiller como "la joya de la corona de la industria cervecera británica".

Anheuser-Busch InBev quería crear un verdadero gigante del sector que podría alcanzar un valor en bolsa de 246.000 millones de euros. La idea era crear una "cervecera realmente global" al combinar el número uno con el número dos, dijo la empresa belga.

La combinación de ambos negocios pudo haber generado unos ingresos de 64.000 millones de dólares (57.053 millones de euros) y un resultado bruto de explotación (Ebidta) de 24.000 millones de dólares (21.395 millones de euros). Si hubiera prosperado la fusión, la empresa resultante se hubiera distanciado de manera significativa de otros rivales que les siguen, como Diageo y Heineken.

A nivel internacional se pudo haber colocado incluso por delante de General Electric, la cuarta multinacional con mayor capitalización por detrás de Apple, Microsoft y Exxon Mobil.

AFP y EFE